TESTIMONIO

Jennifer Lawrence, humillada en sus inicios como actriz

La actriz Jennifer Lawrence en la gala anual Women in Hollywood celerbada en Los Ángeles.

Jon Kopaloff

FilmMagic

La intérprete relató su terrible experiencia en Hollywood con motivo del caso Weinstein.

El caso Weinstein está levantando las cloacas de Hollywood. Cada jornada se destapan nuevas acuasiones contra el productor y en contra de algunas de las actuaciones de la industria del cine estadounidense y se suman más actrices a la lista de mujeres que se deciden a hablar sobre escandalosos comportamientos. La última ha sido Jennifer Lawrence, que contó sin tapujos sus humillantes inicios en el cine.

Durante la gala anual Women in Hollywood celebrada el pasado lunes en Los Ángeles, la oscarizada actriz decidió tomar la palabra para relatar un episodio que tuvo que protagonizar cuando apenas contaba con 18 años. Lawrence, que en su momento condenó los hechos de Harvey Wenstein -con el que había trabajado-, explicóque los productores de la cinta en la que iba a participar le pidieron que perdiera siete kilos en dos semanas.

"En aquella época, una productora me hizo decir unas líneas desnuda en una fila junto a cinco mujeres que eran mucho, mucho, más delgadas que yo", explicó Lawrence, asegurando que tanto ella como el resto de participantes estaban completamente desnudas salvo por una cinta adhesiva que cubría sus partes íntimas. "Tras ese momento humillante y degradante, la productora me dijo que debería utilizar esas fotos en las que salía desnuda para inspirarme en mi dieta", relató la estadounidense.

En su intervención, Lawrence aseguró que otro productor le dijo que "no sabía por qué todo el mundo pensaba que estaba gorda" ya que él la consideraba "perfectamente follable", unas palabras que sirvieron a la actriz para poner en tela de juicio los abusos que se comenten ante las mujeres en Hollywood.

La actriz de 27 años, que siempre se ha mostrado como una de las voces más críticas de la industria estadounidense, terminó asegurando que seguiría luchando hasta que se paren de normalizar "estas situaciones terribles".