NUTRICIÓN

Controla tu peso con estos 6 simples trucos para no engordar

Mantener a raya los kilos de más parece más complicado de lo que es en realidad. Te damos algunos trucos para que no tengas que preocuparte por la báscula.

Controla tu peso con estos 6 simples trucos para no engordar
mendozapost.com

¿Has cogido un par de kilos sin darte cuenta últimamente? Quizá te hayas sobrepasado con la comida y, aunque no lo sepas, estés cometiendo errores muy típicos. No te comas demasiado la cabeza, ya que para no engordar y mantener nuestro peso, a veces basta con tener en cuenta algunos trucos de lo más sencillos que te vamos a contar en Deporte y Vida.

Bebe más agua. Mantenernos bien hidratados y beber suficiente agua ayuda a mantener nuestros niveles de saciedad y evitar comer más de la cuenta. Al contrario del falso mito de que beber agua entre platos engorda, tómate un buen vaso entre el primero y el segundo para que tu estómago no te pida más alimentos de los que necesitas.

¿De verdad necesitas postre? A no ser que tus opciones sean realmente saludables y puedan ayudarte a no tener hambre en las horas posteriores, como puede ser un plato de fruta o un yogur, evita tomar postre, ya que éste suele tener muchas calorías y es donde más fácilmente nos pasamos con la cantidad de calorías en forma de tartas u otros preparados dulces y pecaminosos.

Ojo con el pan. Un clásico cuando comemos fuera y estamos esperando a que lleguen los platos es comernos todo el pan que haya en la mesa cachito a cachito, casi sin darnos cuenta. Esto supone una cantidad de calorías extra que puede ser decisiva a la hora de añadir grasa en nuestro cuerpo. No es que el pan engorde en sí mismo, ya que todo depende de las cantidades, es que procures no tomarlo en exceso.

Come verdura. A la hora de planificar nuestras comidas, nos centramos demasiado en carbohidratos como el arroz y la pasta y proteínas como pollo, pescado o ternera, pero muchas veces nos olvidamos del gran espacio que ha de tener en nuestra dieta la verdura. Tiene una gran cantidad de vitaminas y minerales y es ideal como primer plato ya que ayuda a sentirnos saciados.

Azúcar, al mínimo. Muchos de los alimentos que comemos ya llevan azúcar, por lo que añadir más de forma externa no nos ayudará a mantener nuestro peso ideal. Cuida la cantidad que echas al café o en la elaboración de postres caseros, ya que además crea mucha adicción y cada vez queremos más. Por supuesto, olvida los zumos de fruta del supermercado y las bebidas energéticas.

No comas alimentos procesados. Olvida la bollería industrial, los platos preparados, embutidos o dulces ya que son productos con grandes cantidades de azúcar, grasas poco saludables y sal. Si tienes un antojo, prepáratelo tú mismo en casa y así no tendrás que lamentarte cuando vayas a pesarte a la báscula.