CASO WEINSTEIN

Lupita Nyong'o sobre Weinstein: "dijo que quería darme un masaje"

Lupita Nyong'o en una fotografía de Instagram.

INSTAGRAM

La actriz mexicana narra en una carta los abusos sexuales a los que tuvo que enfrentarse con el productor estadounidense.

Cada día sale a la luz un nuevo caso. Cada caso es aún más estremecedor. Con sus relatos, las actrices de Hollywood van dibujando el estremecedor comportamiento de Harvey Weinstein, el productor estrella del cine estadounidense al que se le acusa de abusos sexuales. La última en alzar la voz ha sido Lupita Nyong'o, que en una estremecedora carta ha relatado sus encuentros con el acosador.

A través de The New York Times, la oscarizada actriz ha explicado que tuvo que hacer frente en diversas ocasiones a insinuaciones e incluso amenazas por parte del productor. "Había archivado mis recuerdos con Harvey en los recovecos de mi mente, uniéndome a la conspiración del silencio que ha permitido a este depredador merodear durante tantos años", comienza el texto escrio por la actriz en el que asegura que se culpó a ella misma durante mucho tiempo.

Giving felt real good! #HandInHand. Text 'GIVE' to 80077 and feel it yourself. #HandInHand Hurrican Relief (also #feminism is fabulous)

Una publicación compartida de Lupita Nyong'o (@lupitanyongo) el

Nyong'o explica en el artículo que conoció a Weinstein en Berlín en 2011, cuando aún era estudiante. "Un intermediario me lo presentó como el productor más poderoso de Hollywood", explica la mexicana de origen nigeriano a la que una mujer le explicó que era "un buen hombre para conocer en los negocios" pero que debía tener cuidado con él. "En aquel primer encuentro le encontré muy directo y autoritario pero también encantador", relata Nyong'o.

El encuentro

Ya en Estados Unidos, la actriz de 34 años tuvo el segundo encuentro con Weinsteing. Tras una cena, el productor llevó a Nyong'o a su casa. "Harvey me condujo a su dormitorio y me dijo que quería darme un masaje. Al principio pensé que estaba bromeando. Pero no lo hacía", expone en el artículo publicado en el diario estadounidense, afirmando que le entró pánico y pensó en ofrecérselo a él para así tenerle controlado.

"Al poco tiempo dijo que quería quitarse los pantalones. Le dije que no hiciera eso y que haría sentirme extremadamente incómoda. Él se levantó igualmente para hacerlo y me dirigí a la puerta", cuenta. Tras abandonar el domicilio del productor volvieron a verse en otra ocasión en la que Weinstein no se mostró agresivo pero lo peor estaba por llegar.

Las amenazas

Tras ser invitada a una proyección en Nueva York de la película WE, Lupita Nyong'o volvió a encontrarse con Harvey Weinstein, quien le llevó de nuevo a cenar y en la que el productor fue más directo: "Vayamos al grano. Tengo una habitación privada en el piso de arriba en la que podemos disfrutar del resto de la comida".

"Me quedé atónica. Le dije que prefería comer en el restaurante. Me dijo que no fuera tan ingenua. Si quería ser actriz tenía que estar dispuesta a hacer este tipo de cosas", comenta Nyong'o, explicando que el productor le había puesto ejemplos de actrices con las que había mantenido relaciones con él y que gracias a ello les llegó el triunfo.

📸 @dilokritbarose #NoFilter That California sunlight☉ glow 💃🏿and orchid pink @lancomeofficial Lip Crayon in 320 💋💄💕

Una publicación compartida de Lupita Nyong'o (@lupitanyongo) el

Tras ver rechazada la propuesta, el productor decidió terminar con la cena no sin antes comenzar sus amenazas: "no tienes ni idea de lo que está pasando", a lo que la actriz respondió: "con el debido respeto, no podré dormir esta noche si hago lo que me pides".

Tras abandonar el restaurante y consciente de que su carrera podría peligrar, Nyong'o cuenta que quiso asegurarse que no se había ganado la enemistad del productor. "Solo quiero saber que estamos bien", asegura la actriz que dijo en su momento a Harvey Weinstein, que afirmó: "no sé tu carrera, pero tú estarás bien".

12 años de esclavitud

Tras las amenazas de Weinstein, ambos no volvieron a encontrarse hasta septiembre de 2013, durante el estreno de 12 años de esclavitud, película por la que la actriz acabaría ganando el Oscar. "Dijo que no podía creer lo rápido que había llegado y que me había tratado mal en el pasado. Estaba avergonzado por sus acciones y prometió respetarme para seguir adelante. Le dije que gracias y lo dejé en eso", declara la actriz, que se aseguró de no trabajar jamás con él pese a que en 2014 le ofreció un trabajo tras ganar la estatuilla.

Tarantino rompe su silencio

Desde que salió a la luz el caso Weinstein muchos rostros conocidos han ido dando su visión de un secreto que ha avergonzado a Hollywood. Uno de los testimoniso que faltaba por conocer era Quentin Tarantino, director extremadamente vinculado a Harvey Weinstein por películas como Reservoir Dogs, Pulp Fiction o Jackie Brown.

El cineasta estadounidense ha explicado también en The New York Times que "se siente avergonzado" por no haber hecho algo al respecto y no haber roto su relación profesional con Weinstein durante todo este tiempo. Tarantino ha asegurado que "sabía lo suficiente" como para haber reaccionado ya que "no era información de segunda mano. Sabía que había hecho algunas de esas cosas". "Desearía haber asumido la responsabilidad de lo que escuché", ha explicado el norteamericano al diario neoyorkino.