DESPEDIDO

House of Cards, en el aire luego de los escándalos de Kevin Spacey

Kevin Spacey en el estreno de la cuarta temporada de House of Cards en 2016.

NICHOLAS KAMM

AFP

El servicio de streaming corta toda relación con el actor tras los casos de acoso sexual conocidos en los últimos días.

Siguen saliendo nuevos casos de acoso sexual por parte de Kevin Spacey y sigue la cadena de reacciones de Netflix, encargada de hacer posible House of Cards. Tras conocerse hasta ocho testimonios de trabajadores de la serie que aseguraban un comportamiento de "depredador sexual" en la serie, el servicio de streaming ha decidido actuar.

La serie, el último éxito del galardonado actor, pende de un hilo. Su futuro cada vez es más complicado. Y es que Netflix ha cortado toda relación con Spacey, que ha ido directamente al paro. "Netflix no estará implicada en ninguna producción de House of Cards que incluya a Kevin Spacey", han explicado a través de un comunicado en el que deja claro que no se ha tomado aún una decisión definitiva más allá del fin de su relación con el hombre que interpretaba a Frank Underwood.

Netflix ha decidido no seguir trabajando en ningún proyecto que incluya a Kevin Spacey.

Como cabría de esperar y ante la escalada de decisiones que ha ido tomando Netflix según se conocían nuevos casos que implicaban a Spacey con comportamientos de acoso sexual, la compañía ha descartado también seguir con Gore, película en la que el actor de 58 años llevaba el peso del proyecto y que retrataba la vida del escritor Gore Vidal. "También hemos decidido no seguir con el estreno de Gore, que se encontraba en posproducción y que protagonizaba y producía Kevin Spacey", ha asegurado Netflix.

¿Un futuro alternativo para House of Cards?

La última decisión de Netflix deja a House of Cards en tierra de nadie. La serie se ha quedado sin su protagonista y a mitad de rodaje de la sexta temporada, tanda de episodios que en un primer momento se aseguró que sería la última. Con el guión escrito pero ya sin el actor, son pocas las opciones que le quedan a la serie.

Las decisiones pasan por reescribir el guión de la sexta temporada -ya terminado-, lo que atrasaría el final de la serie y lo que llevaría a los responsables a buscarle un final a Frank Underwood para continuar con el desenlace. La opción sería continuar con Robin Wright llevando el peso de los capítulos. Su interpretación de Claire Underwood hasta ahora ha sido especialmente aplaudida. La última opción sería dejar sin final a una de las series más exitosas de Netflix.

.