La trama de la polémica noche en que Borghi dejó la Roja

LA ROJA

La trama de la polémica noche en que Borghi dejó la Roja

El 14 de noviembre del 2012 se acabó la era del DT tras una dura caída ante Serbia. Jadue le pidió la renuncia en el camarín, y el Bichi tuvo que aceptar.

El 14 de noviembre del 2012 se acabó la era de Claudio Borghi al mando de la selección chilena. Esa noche la Roja cayó por 3-1 ante Serbia en un amistoso disputado en Sankt Gallen, y terminó sepultando la etapa del entrenador, luego de casi dos años al mando.

Borghi llegó a Europa con la soga al cuello, cuestionado por los resultados y su manejo de camarín. Y no fue capaz de recuperarse. La derrota ante dos mil personas en la fría noche suiza, fue el escenario escogido por el presidente de la ANFP, Sergio Jadue, para pedirle la renuncia.

El Bichi la aceptó. "Hace unos minutos me junté con dos personas del directorio, y me han pedido que dé un paso al costado, cosa que entiendo perfectamente. Ya se anunció a los jugadores, a los dirigentes, así que dejo de ser el entrenador nacional. Estoy muy triste, se acaba una etapa muy linda, pero cuando los resultados no se dan, hay que tomar decisiones", fue su último mensaje.

Borghi no quería irse, no renunció, pero entendió que se quedaba sin alternativas cuando Arturo Vidal se fue expulsado a los 79 minutos por una violenta falta sobre Radosav Petrovic. En ese momento la Roja ya perdía por 3-0, y la reacción del volante fue vista como el reflejo del descontrol, la falta de funcionamiento de un equipo que no jugaba en nada.

Los dirigentes de la ANFP, de hecho, dejaron en ese minuto su lugar en la tribuna y se encerraron en el VIP del estadio a discutir la continuidad del entrenador. Fue una discusión rápida. Ni Jadue, el mayor sostén de Borghi, fue capaz de defenderlo. La postura de los dirigentes Nibaldo Jaque y Jorge Segovia de terminar el proceso se terminó imponiendo. 

Con el partido terminado, la decisión estaba tomada. Jadue se la comunicó a Borghi, y Borghi a los jugadores. Alexis Sánchez fue uno de los pocos en dar la cara. "No dimos el cien por ciento, siento que le fallé", reconoció. "Ahora vamos a respaldar a cualquier técnico. Lo hacemos por el equipo, por ir al Mundial, para que la gente se sienta contenta", prosiguió.

Y las palabras del delantero no eran vagas. En Chile, Jadue y Jaque ya habían adelantado la tarea de buscar un reemplazante. Jorge Sampaoli, técnico multicampeón con Universidad de Chile, era el escogido y así finalmente sucedió. El casildense asumió como nuevo técnico a fines de ese año, y el resto de la historia es conocida.

0 Comentarios

Normas Mostrar