ATLÉTICO-REAL MADRID

Once ideal de americanos que jugaron el derbi madrileño

Algunos de los mejores futbolistas de la historia disputaron alguna vez en su carrera un Real Madrid-Atlético de Madrid, haciendo este enfrentamiento inolvidable.

0
Once ideal de americanos que jugaron el derbi madrileño

Portero

Keylor Navas

El costarricense se ha convertido en una pesadilla para los delanteros rojiblancos. Aunque ha sufrido algunas dolorosas derrotas, ha sido una pesadilla para los delanteros rojiblancos. Especialmente en Champions League, donde, en parte gracias a sus paradas, los blancos les han derrotado en dos finales y les han eliminado en otras dos ocasiones.

Defensa

Jorge Griffa

Conocido como el “Maestro”, el defensor argentino es historia del conjunto rojiblanco. Durante muchos años fue el jugador extranjero con más partidos en el club con 203. Fue un ídolo en la década de los sesenta, en una defensa mítica, y consiguió el primer título internacional para el Atlético de Madrid: la Recopa de Europa.

Diego Godín

El uruguayo ha sido el líder en el Atlético del Cholo, uno de los mejores que se recuerdan. Ha ganado una liga, una Copa del Rey y una Europa League, además de una Supercopa de España, una de Europa y ha disputado dos finales de Champions. Un muro siempre difícil de superar para el Real Madrid.

Roberto Carlos

Uno de los mejores laterales izquierdos de la historia. Tiene un palmarés envidiable en 10 temporadas en el conjunto blanco. Un defensa capaz de sumar en ataque gracias a su velocidad y disparo. Recordados serán sus libres directos, capaces de alcanzar los 140 kilómetros por hora.

Mediocampo

Diego Pablo Simeone

Aunque se le recordará como un gran entrenador, Simeone fue un emblema del Atlético de Madrid como jugador, donde estuvo cinco temporadas. Era el encargado de organizar al equipo y aportarle la intensidad defensiva que necesitaba, aunque se le criticó por su dureza. Vivía los partidos como lo hace ahora desde la banda: siempre como si fuera el último.

Fernando Redondo

Para muchos, el futbolista con más clase que ha pasado por el Real Madrid. Capaz de ver e interpretar el fútbol como nadie, el argentino fue el faro del equipo que ganó la séptima Copa de Europa. Tras seis temporadas, dejó una huella imborrable en la historia del conjunto blanco.

Héctor Rial

Aunque jugó siempre con la selección española, Rial nació en Pergamino, ciudad de la provincia de Buenos Aires. Después de varios años en varios equipos sudamericanos, llegó al Real Madrid en 1994, donde ganó cuatro ligas y 5 Copas de Europa seguidas. Un jugador diferente, de potrero, capaz de inventar en cualquier rincón del campo.

Alfredo Di Stefano

Poco que decir de uno de los mejores futbolistas de la historia y leyenda de los blancos. Fue el líder futbolístico y espiritual del Madrid de las cinco Copas de Europa. Marcó 216 en 282 partidos con el equipo de Chamartín. Es el segundo americano que ha jugado más derbis y, hasta que Cristiano le arrebato el primer puesto, ha sido durante muchos años el máximo goleador de los Madrid-Atleti con 17 tanto en 26 encuentros.

Delanteros

Hugo Sánchez

El único del once que puede presumir de haber militado en los dos equipos. Tras llegar al Atlético en 1991, firmó por el Madrid cuatro temporadas después. Con sus palabras de desprecio hacia los rojiblancos, se ganó el odio de su hinchada. Sin embargo, nadie puede discutir su calidad y olfato goleador: 318 partidos con ambos equipos y 218 goles. Es el americano con más derbis jugados (28).

Ronaldo Nazário

Aunque llegó al Madrid tras una dura lesión de rodilla, demostró toda su calidad, que no era poca. Reunía todas las condiciones: fuerza, potencia, disparo, habilidad...Muchos lo han catalogado como el mejor delantero centro de la historia. Aunque su etapa de blanco no fue muy exitosa en cuanto a títulos se refiere, en el Madrid se le recuerda como uno de los grandes.

Radamel Falcao

Los aficionados tenían las expectativas muy altas con la llegada del colombiano al Atlético, al ser el fichaje más caro de su historia (40 millones de €), y no decepcionó. En solo dos temporadas dejó un recuerdo difícil de olvidar para la hinchada rojiblanca. 52 goles en 68 partidos, una Europa League y una Copa del Rey, derrotando al Real Madrid en la final.