La insólita situación que marcó el GNFY Chile

Ciclismo

La insólita situación que marcó el GNFY Chile

La insólita situación que marcó el GNFY Chile

Alejandro Morales ganó la competencia pero otro corredor llegó antes que él a la zona de premiación, por lo que se creyó que él era el real ganador. Aquel individuo jamás estuvo inscrito en la carrera.

Una increíble situación se vivió en el debut del Gran Fondo New York en Chile. Al momento de la llegada de los ganadores de los 160 km, unas cuatro horas después de la largada, apareció cruzando la meta en primer lugar el corredor #260, junto al ciclista Alejandro Morales detrás suyo. El primero levantó los brazos, se bajó de la bicicleta y posó para las fotos. Tanto la producción como los medios se acercaron a felicitarlo, mientras él comenzó a declarar su gran hazaña y se fue a descansar.

Luego fue el turno de hablar para Alejandro Morales, quien comenzó diciendo: “Yo fui el que ganó”. Dicha declaración sorprendió a todos los presentes quienes habían visto cómo el otro corredor había cruzado la meta antes que él, además sin aclarar nada cuando fue repetidamente proclamado como el campeón de la carrera. ¿Qué pasó entonces? El último portal de control de tiempo estaba ubicado a la entrada del camino que conducía a la zona de llegada, por lo tanto, ese control era la meta real. El corredor #260, quien pasó como segundo por ese portal, se adelantó y cruzó como primero en el punto de llegada, en vez de dejar que el real ganador apareciera como tal en la foto, provocando toda la confusión anterior.

¡Pero eso no es todo! Más tarde, la organización supo que el corredor #260 no era quién decía ser en los registros, pues en conciencia confesó que el real inscrito era un amigo suyo que a último minuto le había pedido correr por él para no perder el cupo que había pagado y que lo había hecho porque jamás se imaginó que llegaría segundo. Ante esta flagrante violación de reglamento y falta de ética deportiva, el corredor #260 fue finalmente descalificado.

Increíblemente, en el podio de los 160 km no hubo sólo una descalificación, sino dos. El tercer ciclista en cruzar la meta de tiempo fue un francés que corrió con una mountain bike. Si bien este tipo de bicicletas están permitidas en el GFNY, éstas deben partir desde el último corral, el número 6. Pues bien, el francés, residente en Chile, se había “colado” para partir en el primer corral, sacando una ventaja indebida. Debido a su violación de reglamento, aunque su performance fue extraordinaria, también fue descalificado.

0 Comentarios

Normas Mostrar