DOPAJE

La AMA no quiere que Rusia esté en los Juegos de Invierno

El COI decidirá el 5 de diciembre si los rusos participan en Pyeongchang. Hay 22 sancionados y el Kremlin amenaza con la vía legal.

0
La AMA no quiere que Rusia esté en los Juegos de Invierno
ALEXEI NIKOLSKY AFP

La Comisión Ejecutiva del Comité Olímpico Internacional (COI) decidirá el 5 de diciembre si Rusia participa en los Juegos de Invierno de 2018, que arrancan el próximo 9 de febrero en Pyeongchang (Corea del Sur). Pese al escándalo de dopaje sistemático destapado por la ARD y recogido por el Informe McLaren, el deporte ruso sí estuvo en Río 2016. Contrario a la advertencia de la Agencia Mundial Antidopaje (AMA), el COI dejó en manos de las federaciones internacionales la responsabilidad de su exclusión: únicamente atletismo y halterofilia se quedaron fuera.

Tras la última reunión del Foundation Board, la recomendación de la AMA continúa inflexible: Rusia no debe acudir a Pyeongchang. Sin embargo, la Agencia no tiene capacidad de ejecución y sólo establece directrices. “La función de la AMA se pone en duda si sus socios no actúan de buena voluntad”, apunta a As una fuente del antidopaje.

A su vez, el COI cuenta con jurisdicción exclusivamente en el olimpismo. Hasta el momento, ha desposeído de sus resultados (15 medallas) y suspendido de por vida en Juegos a 22 rusos de Sochi 2014. Pero federaciones como la de esquí (FIS) no asumen esas sanciones, ya que no se basan en “evidencias objetivas”. Así se produce la contradicción de que deportistas castigados por el COI puedan inscribirse en competiciones de la FIS.

El Comité Olímpico puso en marcha dos comisiones: la disciplinaria, dirigida por Denis Oswald (jurista), y la de investigación, a cargo de Samuel Schmid (expresidente de Suiza). Imponen las penas apoyadas en razonamientos, hechos y pruebas forenses de los test sospechosos. Hasta la fecha, el organismo no ha publicado nada más que un caso: el de Alexander Legkov. “Sin la armonización de las sanciones se desperdician décadas de antidopaje”, explican a As.

Entre las condiciones para su rehabilitación, Rusia tiene que aceptar las conclusiones del Informe McLaren. El profesor McLaren y Oswald coinciden en que el Estado intervino en el sistema de dopaje y su encubrimiento. La Agencia Rusa sigue suspendida y cuatro deportes se vieron salpicados: invierno, atletismo, halterofilia y fútbol. Atletismo y halterofilia mantienen sus vetos. La FIFA ha anunciado que recabará información. El COI debate la presencia rusa en los Juegos. “Nos encontramos en la misma encrucijada que para Río, resulta muy duro que justos paguen por pecadores”, aseguran a As. Y, a pesar de las evidencias, el Kremlin ha advertido de que tomará medidas legales para defender los intereses de sus “héroes atletas”.

Muestras que se cambiaban y una orden de captura

Con la descalificación de diez deportistas con medallas, el primer puesto de Sochi 2014 pasó de Rusia a Noruega. Las investigaciones revelaron que las muestras se alteraban e incluso se sustituían a través de agujeros en la pared. El antiguo director del laboratorio antidopaje de Moscú, Grigori Rodchenkov, denunció el sistema estatal de dopaje y ahora debe vivir con protección en Estados Unidos y con una orden de captura rusa. Aun así, la Federación Internacional de Hockey Hielo está en contra de prohibir a Rusia la participación en los Juegos de Pyeongchang.