FISIOTERAPIA

¿Por qué no se recupera Bale?

Zidane ha reconocido que el galés se está tratando con los fisioterapeutas y que el trabajo debe funcionar. Preguntamos a un experto por su recuperación.

0
¿Por qué no se recupera Bale?
CAPTURA DE TELEVISION DIARIO AS

Zidane ha reconocido esta mañana que no sabe cuándo volverá a jugar Bale. Que todo depende del trabajo de los fisioterapeutas. Y en Deporte y Vida hemos preguntado a David Rodríguez Sanz, profesor del Departamento de Fisioterapia y Podología de la Universidad Europea.

Las lesiones musculares son unos de los mayores enemigos de los futbolistas. Las principales causas de estas lesiones son habitualmente un control biomecánico inadecuado y un déficit tanto de fuerza como de elasticidad del músculo lesionado. Como otras causas, encontramos una hidratación y/o alimentación inadecuada, la fatiga, o un mal proceso de descanso y recuperación entre otros”, nos cuenta.

Trabajo de fisioterapia para Bale

“Cuando el músculo ya se ha lesionado, el fisioterapeuta se convierte en un actor fundamental en el proceso de recuperación de Gareth Bale. Por un lado, el adecuado manejo local de la zona lesionada hará que ese tejido dañado mejore y, por otro lado, se hace necesario el enfoque global de la lesión, entendiendo que ese músculo relaciona diferentes estructuras y todas deben funcionar en perfecta sincronización”, explica el profesor.

Tratamiento

“Como medidas locales dispondremos de la aplicación de la terapia manual, los estiramientos, la electro estimulación e incluso los tratamientos guiados por ecografía para poder incidir con la máxima precisión en la lesión. Como medidas globales, se convierten en piezas fundamentales la propiocepción, el entrenamiento de fuerza y el ejercicio terapéutico, incidiendo tanto en la musculatura de la pierna como también en la musculatura glútea y abdominal”, afirma David Rodríguez.

Una vez resuelta la lesión y tras respetar los plazos de reparación biológica del músculo se hace fundamental de nuevo el análisis biomecánico para prevenir nuevas lesiones. Así, son clave para conseguir el máximo rendimiento del jugador, tanto la curación del músculo dañado, como la prevención de futuras recaídas”, finaliza.