U. CATÓLICA - PALESTINO

La UC despide a Salas y Costanzo con una fiesta ante Palestino

La UC despide a Salas y Costanzo con una fiesta ante Palestino

SERGIO PINA/PHOTOSPORT

SERGIO PINA/PHOTOSPORT


U. Católica vs Independiente del Valle en vivo: Copa Sudamericana en directo

En el último partido de Mario Salas dirigiendo en San Carlos de Apoquindo, y la despedida de Franco Costanzo del fútbol profesional, Universidad Católica venció a Palestino por 4-1, y dejó atrás una racha de cuatro derrotas consecutivas. Un triunfo emotivo que los Cruzados definieron en el complemento, y que deja a los árabes en una complicada posición en la tabla.

A la UC le bastaron 20 minutos al inicio del segundo tiempo para encaminar la historia, y dedicarle al técnico una versión más cercana a lo que fue su etapa de tres años en la precordillera. En ese tiempo, Católica volvió a ser ese equipo ágil, directo, que alcanzó un bicampeonato histórico, y barrió con un rival que se derrumbó tras el primer golpe.

Quizás Palestino mereció mejor suerte en el primer tiempo, cuando estuvo cerca de abrir la cuenta en los pies de Fabián Carmona, y un disparo de Fabián Ahumada que se estrelló en el palo cuando Costanzo no tenía opción, sin embargo, el equipo que volvió tras el descanso nunca pudo recuperar el nivel. A esta altura, con la promoción a la vista, los nervios le jugaron una mala pasada al equipo de Germán Cavalieri.

Y además a la UC le salió todo. Ingresó José Luis Muñoz por Santiago Silva, y en la primera jugada del delantero en cancha batió la resistencia de Darío Melo con un disparo preciso. Al minuto siguiente, un desborde de Fernando Cordero terminó en mano de Marcos González y Cristián Álvarez de penal convirtió el 2-0.

El martirio para Palestino no terminó ahí. Recién empezó. Una Católica desatada en ataque, empoderada en la cancha, encontró el tercero en los pies de Luciano Aued, uno de los mejores de la cancha, a los 61', y al minuto siguiente Diego Buonanotte definió sin marca para el 4-0. Ahí terminó la historia.

La media hora final se jugó a otro ritmo. Palestino intentó maquillar su horrible versión con los ingresos de Rosende, Poncet y Sandoval, sin embargo, ya estaba en el piso. Un gol de Cereceda en los descuentos fue su único consuelo. Católica, por su parte, también optó por bajar un cambio, y aunque manejó la pelota, no se acercó más con peligro, consciente que la tarea ya estaba cumplida.