Temas del día Más temas

Brawn: "No queremos perder a Ferrari, pero existen límites"

FÓRMULA 1

Brawn: "No queremos perder a Ferrari, pero existen límites"

Ross Brawn, director deportivo de la F1.

GEORG HOCHMUTH

AFP

El director deportivo de la F1 no quiere perder equipos icónicos, pero tampoco aceptarán cualquier cosa. Ambos tienen que ceder.

Están en mitad del pulso, empujando al máximo para que el futuro caiga de su lado, pero aún está por ver quien tiene más fuerza. Liberty o Ferrari. Los dueños quieren mejorar la Fórmula 1 y dieron a conocer un plan que encontró oposición inmediata de los italianos con amenaza incluida, la de marcharse si lo llevan a cabo. Mercedes apoya la posición y la iniciativa de su rival porque también está en contra de que el deporte se estandarice demasiado y no puedan marcar las diferencias. Las negociaciones están en un punto muerto.

Eso sí, si algo tiene claro Ross Brawn es que no quiere tener bajas de la magnitud de las que están en juego. "No queremos perder a Ferrari. Ferrari se beneficia de la F1 y la F1 de Ferrari, pero toda asociación tiene sus límites", dice en 'Auto Bild' el director deportivo del Mundial apuntando que no aceptarán cualquier cosa: "¿Qué puede aceptar Ferrari y qué podemos nosotros? Queremos soluciones que mantengan a todos los participantes en la F1 y, sobre todo, a los icónicos. Son una parte importante y debemos respetarlos y escucharlos".

Por tanto, ambas partes están obligadas a ceder para entenderse, algo para lo que todavía falta. El británico aún no se explica la animadversión que ha generado la hoja de ruta que plantean para el 2021: "Me sorprendieron esas reacciones. Estuve en algunas reuniones de la FIA con los equipos y pensé que la dirección era clara. Todos estuvieron de acuerdo por unanimidad en los objetivos que deben alcanzar los nuevos motores, hicimos las reglas y, de repente, los fabricantes se dividieron. Les gustaba el aperitivo, pero no el plato principal".

"Ahora hay nuevas discusiones, si los fabricantes ofrecen mejores soluciones estamos abiertos, pero no hay opción de que permanezcamos con estos motores. Del 60 al 70 por ciento de los fans quieren motores más ruidosos y espectaculares y tenemos que respetarlo. No es posible que algunos fabricantes cuestionen de repente los objetivos una vez acordados", opina Brawn mostrando su resentimiento. Al menos, ¿hay algo en lo que coincidan? "Nadie quiere gastar más dinero… pero tampoco renunciar a su posición competitiva". El pulso sigue.

0 Comentarios

Normas Mostrar