IMÁGENES IMPACTANTES

Youtuber chino graba su propia muerte al caer de un rascacielos

Wu Yongning, famoso youtuber, graba su propia muerte al resbalar de un rascacielos. Imagen: YouTube


Lotería de Navidad 2018: sorteo 'El Gordo' y premios en directo

El youtuber chino Wu Yongning, de 26 años, famoso en su país por publicar videos escalando edificios y grandes estructuras sin ningún tipo de protección ha fallecido tras caer de un rascacielos.

El joven grababa su propia muerte tras resbalar de lo alto del Centro Internacional Huayuan, un edificio de 62 pisos en Changsha, capital de la provincia de Hunan, China. Tras poner la cámara que iba a grabar su hazaña, se dispone a hacer flexiones al borde del edificio, pero un mal movimiento le hace perder el control y cae a una de las terrazas del rascacielos.

La estrella de YouTube estaba grabando un desafío de “rooftopping”, que consiste en subir a rascacielos y grandes estructuras para filmar impactantes imágenes o tomarse selfies.

Aunque el video se ha hecho viral en las últimas horas los hechos ocurrieron el pasado 8 de noviembre. Sus seguidores extrañados porque el joven no hubiera subido más videos comenzaron a hacer preguntas y su novia tuvo que revelar la verdad sobre esta tragedia.

Según informaron familiares de Wu Yongning fue encontrado por un limpiador de ventanas encima de un elevador exterior utilizado por el personal de limpieza.

El influencer pretendía comprar un regalo para poder pedir matrimonio a su novia con el dinero que iba a recibir por ese video. Según informaba la familia al al diario Xiaoxiang Morning Herald su idea era ganar con 100.000 yuanes (unos 12.700 euros) de un premio y organizar la boda y ayudar a su madre enferma a pagar un tratamiento.

Casi 300 videos

Yongning era famoso por sus arriesgadas maniobras de "rooftopping" y por su trabajo como doble de acción en películas chinas.

Sus peligrosas grabaciones realizando todo tipo de acrobacias al borde de altos edificios o sujetándose de una barandilla a más de 1.000 metros de altura eran muy conocidas en su país.

Wu empezó a publicar sus vídeos en Weibo, el Twitter chino, donde contaba con más de un millón de seguidores y tenía casi 300 grabaciones publicadas en las redes sociales.