CICLISMO

Cuidado con la silla en la bici: si duele, no es el adecuado

Cuidado con la silla en la bici: si duele, no es el adecuado

Douglas López

EFE

El adormecimiento de la zona genital es habitual entre los hombres, aunque no debería, así como las infecciones de orina en las mujeres por la presión.

A la hora de enfrentarnos a montar en bicicleta mucha gente es reacia por el dolor en la zona genital. Las bicicletas profesionales no tienen un sillín cómodo, hay que reconocerlo, y pasar muchas horas pedaleando pues a veces es molesto, y en otras es doloroso. Pero tiene solución. Hemos hablado con un fisioterapeuta, Nacho Ara Pérez, que nos ha contado que esto no tiene por qué ser así, y si duele, no es el adecuado (seguimos hablando de sillines, sí).

Experto en biomecánica, nos cuenta que es una de las consultas más comunes es qué hacer con el sillín de la bici. “Un inadecuado sillín no sólo puede causarnos las dolorosas y desagradables rozaduras en la zona del culotte, también puede fomentar que la primera micción después del entrenamiento sea dolorosa e incluso escueza”, afirma.

Ocurre a hombres y mujeres, pero por anatomía, a los hombres les pasa más a menudo lo que se llama ‘adormecimiento genital’, que aunque es común, no deja de ser síntoma de que algo está mal en el deporte que practicamos. En las mujeres no hay adormecimiento pero sí la posibilidad de padecer infecciones de manera habitual.

Elegir un sillín adecuado dependerá en muchas ocasiones de nuestra anatomía, de nuestras características, de cómo se vaya a coger la bici si en campo, ciudad o carretera, del uso que vayamos a dar… Que un profesional nos aconseje la mejor opción de entre todas las marcas será la garantía de que no tengamos dolor. Podemos además elegir entre sillines de varios tipos y materiales:

-duros

-blandos

-sin nariz

-anti prostáticos

-con dos narices

-anchos

-estrechos

-carbono

-plástico

-aluminio

-titanio