NUTRICIÓN EN NAVIDAD

7 trucos para evitar calorías de más en tus platos navideños

No nos vamos a engañar: en Navidad nos ponemos ciegos a comer, así que te vamos a dar algunos pequeños trucos para no amontonar demasiadas calorías.

0
7 trucos para evitar calorías de más en tus platos navideños
El Confidencial

Durante las fiestas navideñas, grandes cantidades de comida se apoderan de las mesas de nuestras casas unos cuantos días hasta el 7 de enero: reuniones familiares para conmemorar Nochebuena, Nochevieja, Año Nuevo, Reyes…y además, comidas de empresa y con amigos. La relación entre Navidad y aumento de peso es una evidencia, y así lo avalan los expertos. Engordamos entre 0,5 y 4 kilos de media. Te vamos a dar algunos trucos para evitar las calorías de más, y así no tener un problema frente al espejo cuando terminen las vacaciones.

Usa vegetales sin almidón

Agregar verduras sin almidón, como la coliflor, el calabacín y las zanahorias, a los platos de vacaciones puede reducir significativamente las calorías. De esta manera, puedes obtener color, sabor y nutrición manteniendo las porciones iguales. Para dar cremosidad a tus platos, puedes usar una leche baja en calorías a base de plantas, como la leche de coco sin azúcar en lugar de leche o crema normal. Eso sí, no olvides que la verdura en general será mejor que atiborrarte a turrón y mazapanes.

Líquidos bajos en calorías

Para obtener más humedad en una receta sabrosa como puede ser un relleno, un líquido bajo en calorías puede ayudar a no ganar peso extra y mantener el sabor del plato. Usa caldo de verduras bajo en sodio, zanahoria u otro jugo de vegetales, té verde sin endulzar o un chorrito de vinagre de sidra de manzana en lugar de mantequillas o aceites a la hora de cocinar tus platos, que seguro que te quedan igual de ricos.

Limita las cantidades de azúcar

Usa alternativas naturales para reducir la cantidad de azúcares refinados, y por tanto, calorías extra. Por ejemplo, mezcla pasas, albaricoques o arándanos en productos horneados, elige frutas para cocinar y dar sabor, usa edulcorantes…tienes infinidad de opciones con tal de no escoger azúcar blanco para tus platos, que es el enemigo número uno estas vacaciones para no coger kilos de más.

Asado o parrilla

Un estilo de cocina simple y bajo en calorías es asar o hacer a la parrilla mariscos y carnes. Puede ser una manera fantástica de resaltar la dulzura y el sabor natural de los alimentos. Por ejemplo, si quieres dar sabor a un plato con champiñones, no uses una crema, agrégalos directamente junto con el resto de ingredientes.

Sé inteligente: usa especias

Las especias ofrecen una gran cantidad de sabor con muy poca o ninguna cantidad de calorías. Esto los hace ideales para aligerar los platos de vacaciones. Usa ajo, canela, jengibre, o cúrcuma, que está muy de moda ya que es muy efectiva contra cualquier enfermedad de carácter inflamatorio y es un poderoso antioxidante. No olvides tampoco el clásico pollo al curry sin agregar natas extra, que están cargadas de calorías.

Alternativas en los postres

Si, ya sabemos que te va a apetecer un poco de dulce, así que céntrate en que las porciones no sean demasiado grandes, y si vas a comer algún tipo de tarta o de pastel, usa leche evaporada sin grasa y fruta de temporada. El yogur griego es un sustituto saludable (y sabroso) para el aceite, la mantequilla y el queso en productos horneados. Reducir la grasa y las calorías no implica que los dulces pierdan sabor.

Intenta usar alimentos naturalmente bajos en grasa

En lugar de usar ingredientes artificiales y alimentos procesados considerados falsamente “bajos en grasa”, sustitúyelos por alimentos naturales. La compota de manzana y el yogur natural son buenos sustitutos en la mayoría de las recetas. Por ejemplo, si una receta requiere media taza de mantequilla, sustituye la mitad de la mantequilla por un cuarto de taza de puré de manzana y así eliminarás unas 400 calorías del plato.