FITNESS

Así entrenaba y comía Gerard Butler para la película ‘300’

Así entrenaba y comía Gerard Butler para protagonizar la película ‘300’

Esquire

Todos los actores deben adaptarse a las exigencias de un papel, y Gerard Butler se tomó muy en serio su entrenamiento y su dieta para la película ‘300’

A la mayoría de espectadores se nos quedó grabado el cuerpo que lució Gerard Butler para interpretar al rey Leónidas de Esparta en la película ‘300’. Su dedicación para realizar este papel fue plena, por lo que tuvo que realizar intensos entrenamientos y grandes sacrificios en lo referente a su alimentación. Gracias a nerdfitness, hemos podido conocer a fondo qué hizo exactamente de cara al rodaje.

El actor tuvo que hacer tres cambios significativos en su vida durante los cuatro meses que le llevó su preparación para ‘300’: su dieta, su rutina de ejercicios y su mentalidad. Sí, no solo tenía que comer como un guerrero y entrenar como un guerrero, sino que también tenía que pensar como tal.

Entrenamiento

Para cumplir con la monumental tarea de convertirse en un espartano, Gerard Butler recurrió a Mark Twight, un alpinista de talla mundial, que le insistió en entrenar como si su vida dependiese de ello. También mantuvo a su entrenador personal habitual, y en ocasiones se ejercitaba con ambos a diario. A menudo entrenó seis horas a diario durante la preparación de cuatro meses. Literalmente, dedicó su vida al aspecto físico del papel, y se nota.

No hizo un grupo muscular diario al estilo Weider, sino el siguiente circuito varias veces cada día, trabajando el cuerpo completo, y con el objetivo de completarlo lo antes posible:

25 repeticiones de dominadas

50 repeticiones de peso muerto

50 flexiones

50 saltos en caja

50 “floor wipes”, esto es, tumbado en el suelo y sujetando una barra de press de banca con peso, elevar las piernas para trabajar el abdomen

50 power cleans o cargadas de potencia, un movimiento típico en competiciones de halterofilia

25 repeticiones de dominadas (más)

Dieta

Para desarrollar músculo, quemar grasa corporal y tener suficiente energía para entrenar durante seis horas al día, tenía que comer:

- Cantidades brutales de proteína (huevos, pollo a la parrilla, atún y otros pescados, bistecs o batidos de proteínas)

- Hidratos de carbono complejos: avena, patatas, pasta, arroz integral, sobre todo en las primeras horas del día, antes del extenuante entrenamiento.

- Limitar los carbohidratos por las tardes y noches

- Muchas frutas y vegetales

- Agua. Mucha agua.

Para mantener constantes los niveles de energía y suficiente proteína en su sistema para reconstruir constantemente todos sus músculos después del ejercicio, debía comer entre 5 y 8 comidas al día, repartidas cada 2 o 3 horas. Cada comida contenía al menos 30 gramos de proteína, una o dos piezas de verdura, algunos carbohidratos complejos como los mencionados anteriormente y agua. Obviamente, esto requiere un gran ajuste para garantizar el máximo desarrollo muscular y el reabastecimiento energético sin comer demasiado para aumentar la grasa.