NAVIDAD Y AUMENTO DE PESO

Los secretos que no fallan para no engordar en Navidad

En Navidad tendemos a comer más de la cuenta algunos días, sobre todo en Nochebuena y fin de año, pero hay trucos para no coger peso y mantenernos en forma.

0
3 secretos para no ganar peso en Navidad
Askmen

Aperitivos, comidas, copas de empresa, amigos, Nochebuena, Nochevieja…sí, a algunos les resultará más complicado que nunca no ganar peso. La relación entre Navidad y engordar es una evidencia (cogemos entre 0,5 y 4 kilos de media), y así lo avalan expertos como Aránzazu Perales, nutricionista del Servicio de Endocrinología y Nutrición de los Hospitales Universitarios HM Montepríncipe y HM Torrelodones, que explica que podemos tomar cualquier alimento o bebida, pero con moderación.

Otro de los grandes problemas de estas fechas, además de las comilonas, es la ingesta de alcohol: no es de extrañar, por tanto, que haya personas que suban incluso más de cinco o seis kilos en la báscula sin apenas darse cuenta. Lo positivo es que tenemos la solución.

No dejes de hacer ejercicio

Este el paso fundamental que hay que dar durante la época de vacaciones. Mejor: debemos disfrutar más si cabe del ejercicio y de hacerlo sin tener que estar sujetos a la rutina laboral, que es lo que muchas veces nos impide programar adecuadamente nuestros entrenamientos. Si hacemos alguna “pequeña burrada” con la comida algún día, no se trata de compensarlo con más ejercicio, sino simplemente con no dejarlo apartado y quedarnos en el sofá viendo la televisión. Mantendrás tu cuerpo activo, seguirás quemando calorías y te ayudará a no engordar.

Prohibido ir con hambre a las grandes cenas

Hablamos, sobre todo, de Nochebuena y Nochevieja, los dos grandes homenajes que le solemos dar al cuerpo en estas fechas. Lo ideal será mantener nuestro ritmo de comidas diario para no llegar con ganas de devorar a la gran cita. De hecho, si llegamos con hambre, es más que probable que incluso sobrepasemos la ingesta diaria recomendada de calorías en una sola comida, ya que hay que sumar los entrantes, los postres, los turrones, las cervezas, las copas…podemos llegar fácilmente a las 2.000 calorías sin despeinarnos.

Intenta apartar las bebidas calóricas y el alcohol

Si se quiere controlar el peso, deberían eliminarse completamente todas las bebidas que aporten calorías (refrescos azucarados, bebidas alcohólicas o bebidas alcohólicas “sin alcohol”) y sustituir el azúcar por edulcorantes que no aporten calorías. Pueden sustituirse por agua (la bebida más saludable que existe), bebidas “light o sin azúcar” e infusiones. En caso de que vayas a beber alcohol algún día, procura no pasarte, no por el alcohol en sí mismo, sino porque al día siguiente no tendremos hambre de frutas y verduras, precisamente.