MINDFULNESS

Año Nuevo, vida nueva: por qué deberías empezar a madrugar más

Levantarte al menos media hora antes te permite activar la mente, el cuerpo, planificar, leer, estar 30 minutos sin mirar el móvil o hacer esa tabla de ejercicios que se resiste a lo largo del día.

0
Año Nuevo, vida nueva: por qué deberías empezar a madrugar más
Sebas Romero / Black&Rad DIARIO AS

Con los primeros días del 2018 en marcha es el momento de dar pasos, de poner en marcha nuevos propósitos y empezar ya. Y uno de ellos es del que vamos a hablar hoy: madrugar más. ¿Por qué? Vamos a descubrirlo, porque la actividad deportiva también se ve beneficiada.

Las ventajas de entrenar a primera hora

Hay quien dice que entrenar a primera hora del día activa el cuerpo para todo el día. Uno está más activo, más atento, con el cuerpo cargado de energía, aún no te ha pasado que te despiste y la concentración es máxima. ¿Tiene base científica? Sí, a primera hora del día aumenta la presión arterial, la temperatura corporal empieza a subir, el cortisol tiene su pico más alto, aumenta la glucosa, en los hombres aumenta también la testosterona. El cuerpo se prepara para una nueva jornada, la mente también.

-Si estás entrenándote para una meta clara, levántate antes y entrena más. Activa tu cuerpo antes.

-Si estás estudiando, levantarte antes te servirá para planificar más el día, activar la mente antes y aunque sea sólo durante media hora ver cómo va a ser tu día y cómo te vas a organizar.

-Muchos escritores hablan de un horario para trabajar, ese silencio de primera hora del día que activa muchas neuronas y sirve para que las páginas y las historias surjan. ¿Por qué no ponerlo en marcha?

El reloj biológico

Los ritmos biológicos están ahí, existen de manera clara. Durante siglos el hombre se ha regido por el sol para levantarse, comer, trabajar, acostarse. En muchos lugares del mundo aún así y tiene gran parte de ventaja y beneficios, no sólo estamos hablando de recursos, sino de unos ritmos naturales.

La luz es el sincronizador más potente que tenemos. Marcha en buena medida nuestros ritmos circadianos, por eso levantarnos cuando amanece es realmente beneficioso. Simplemente mirar cómo amanece nos da la sensación de que es momento de empezar.

Sin motivación no hay éxito

La motivación para este reto es fundamental. Los expertos hablan de cambios paulatinos para que la adaptación sea perfecta. ¿Levantarse media hora antes todos los días? Es un gesto sencillo que se puede llevar a cabo sin problemas. Activa la mente, te permite desayunar con tiempo, incluso hacer esas abdominales que se resisten a lo largo del día; encontrar un tiempo de silencio en casa, leer un par de blogs, mirar un capítulo incluso de tu serie favorita. Hay quien utilizará esa media hora extra para trabajar, pero también habrá que la utilice para organizar la mente, para visualizar el día y coordinar actividades.

Sea como fuere, es necesario dar pasos diferentes para que algo cambie. Con 30 minutos extras al día se puede conseguir mucho si se hace de manera efectiva. ¿Qué tal levantarse y no utilizar el teléfono? ¿Serías capaz?