SALUD

Un nuevo test genético podría prevenir lesiones

Un nuevo test genético podría prevenir lesiones

PIERRE-PHILIPPE MARCOU

AFP

El nuevo test permite identificar aquellos individuos que tienen mayor susceptibilidad a desarrollar lesiones frecuentes durante los entrenamientos y la capacidad de respuesta ante determinados ejercicios.

Visitamos hace unas semanas los laboratorios SYNLAB, a las afueras de Madrid, donde estuvimos entrevistando al director de genética y médico, Luis Izquierdo. Entre muchos otros temas relacionados con la salud, los avances científicos, las plataformas digitales para comunicarnos con los especialistas, estuvimos viendo todas las posibilidades que un test genético tiene sobre los deportistas.

Da tanta información que puede dar detalles sobre la predisposición o no de un deportista para lesionarse, cómo es su respuesta muscular, cómo es y será su rendimiento deportivo. Herramientas que permiten personalizar el trabajo del día a día en busca de un mejor rendimiento y si un jugador se lesiona a menudo variar incluso la nutrición en busca de la mejor respuesta.

“SportGen es el test genético de SYNLAB que identifica variaciones genéticas aportando información relevante para la individualización y optimización del entrenamiento deportivo. Asimismo, permite identificar aquellos individuos que tienen mayor susceptibilidad a padecer o desarrollar lesiones frecuentes durante el entrenamiento y su capacidad de respuesta ante determinados ejercicios”, nos cuenta.

El test

El test dará información para prevenir lesiones.


El test SportGen evalúa 28 polimorfismos genéticos implicados en diferencias individuales al rendimiento deportivo. Se analizan 12 polimorfismos relacionados con diferentes aspectos de entrenamiento físico y 17 polimorfismos relacionados con la susceptibilidad a sufrir lesiones.

“Esta evaluación genética de rendimiento deportivo permite determinar si una persona tiene una mejor o peor condición para practicar ejercicios de fuerza (entrenamiento anaeróbico) o de resistencia (entrenamiento aeróbico). También se evalúa de forma individualizada la susceptibilidad que se tiene a sufrir lesiones frecuentes entre deportistas como la inflamación o los calambres musculares”, nos indica mientras nos acordamos de Bale o el reciente abandono de Garbiñe Muguruza en Australia por calambres, algo que le ha ocurrido los últimos años en este torneo.

El resultado del perfil genético del entrenamiento físico indica si el individuo presenta un perfil de respuesta muscular óptimo, tanto para actividades deportivas que supongan condiciones de trabajo aeróbico y con implicación muscular de resistencia, como para condiciones de trabajo anaeróbico, con implicación muscular de fuerza.

Está indicado para cualquier persona que quiera evaluar su capacidad física y mejorar su rendimiento deportivo.

La alta competición será una de las máximas beneficiadas, sobre todo para los nuevos fichajes. El clásico reconocimiento médico tendrá ahora más información, más fiable y los entrenadores podrán decidir qué hacer con esa información.