Kostyuk, verdugo de Seguel, es la gran sensación en Australia

OPEN DE AUSTRALIA

Kostyuk, verdugo de Seguel, es la gran sensación en Australia

Marta Kostiuk, feliz tras ganar a Olivia Rogowska.

EDGAR SU

REUTERS

La ucrania supera la gesta de Bellis en 2014, que ganó un partido del cuadro final de un Grand Slam (US Open) con 15 años y 4 meses. Jugará contra su compatriota Svitolina.

Melbourne

Marta Kostyuk está siendo la sensación en el cuadro femenino y casi podría decirse que de todo el Abierto de Australia.

Con solo 15 años y seis meses y con un ranking bajísimo (521) porque hasta ahora solo había jugado 24 partidos del circuito WTA, se ha plantado en la tercera ronda del torneo tras clasificarse en la fase previa con una invitación y superar en solo dos sets a la china Shuai Peng (27ª) y la australiana Olivia Rogowska (168ª). En la qualy había ganado a otra australiana, Arina Rodionova (120ª), a la chilena Daniela Seguel (207ª) y a la checa Barbora Krejcikova (128ª), a todas en tres mangas.

Con su victoria, este miércoles ha superado la gesta que logró en 2014 la estadounidense Catherine Bellis, quien con 15 años y cinco meses fue la última en ganar un partido del cuadro final de un Grand Slam (US Open). Lo hizo ante Dominika Cibulkova y luego cayó en segunda ronda contra la kazaja Zarina Diyas. En Melbourne hay un caso de triunfos con más precocidad, pero por poco. En 1996, la legendaria Martina Hingis llegó hasta los cuartos de final con 15 años y cuatro meses. Kostyuk es la tenista más joven en alcanzar la tercera ronda de un Grand Slam desde la croata Mirjana Lucic-Baroni en el US Open 1997, que lo hizo también con 15 y seis.

En su perfil de la WTA, Kostyuk ni siquiera tiene foto, ni ciudad de origen (aunque se sabe que es de Kiev) ni estatura, solo la fecha de nacimiento y unos pocos resultados. Hasta ahora ha ganado 6.733 dólares en el circuito. El 2017 fue la campeona de los torneos júnior en el Abierto de Australia (por eso fue invitada este año) y el US Open, y es la mejor jugadora de su quinta, en competencia con otras más mayores como la suiza recién nacionalizada española Rebeka Masarova (18), a quien venció en la última final de la categoría en Melbourne. En la tercera ronda se enfrentará a su compatriota Elina Svitolina, cuarta favorita que ha superado con apuros a la checa Siniakova (4-6, 6-2 y 6-12) y tiene opciones de ser número uno del mundo. No debería confiarse.

"Estoy feliz, hacía calor pero lo he superado", dijo con naturalidad Kostyuk. "Me siento bien sabiendo que están ahí esos récords", continúo con ciertas dificultades para articular su inglés. Su agente es el exjugador croata Ivan Ljubicic, entrenador al mismo tiempo de Roger Federer: "Siempre me ayuda, cuando me ve jugar me dice lo que he hecho mal, aunque haya ganado. Me aporta su experiencia. Con Roger he hablado un par de veces y fue muy agradable". La muchacha habló con gracia y sorprendente sabiduría sobre cómo es el tenis: "Hay que tener claro que la perfección no existe, que te vas a equivocar en cada golpe y cada punto. Hay que aprender a pasar por eso, porque de otro modo acabarías en un hospital psiquiátrico", dijo entre risas.

0 Comentarios

Normas Mostrar