FITNESS

Cómo sobrevivir a un gimnasio lleno

Cómo sobrevivir a un gimnasio lleno (y con más razón, en enero)

Quo

Llega el mes de enero y, casualmente, una gran cantidad de gente con buenos propósitos ha decidido invadir el gimnasio. Así has de sobrevivir para entrenar bien.

Enero es un mes lleno de buenas intenciones: muchas personas, al saber que se han pasado durante la Navidad, llegan con el propósito de bajar esos kilos de más que han ido acumulando. Desafortunadamente (todos los años sucede lo mismo) al final siempre quedan los mismos, esto es, los que están verdaderamente comprometidos con su físico, ya que la mayoría se aburrirán en el intento y regresarán a su vida sedentaria o probarán con otro tipo de deportes.

Pero, ¿cómo sobrevivir a un gimnasio que está casi impracticable por la cantidad de gente que hay entrenando en él?

El primer paso, y fundamental también para tu higiene personal y la del resto, es que lleves siempre encima tu toalla y la deposites en la máquina que quieres utilizar. Nunca falla. Si una persona ve tu toalla en la máquina, rápidamente pasará a otra opción, o te pedirá amablemente que te turnes con él. En ese caso, no hay problema, ya que mientras descansas entre serie y serie, le darás la oportunidad de continuar con su entrenamiento.

El segundo paso tiene mucho que ver con el primero, a no ser que veas a más de dos personas que ya se están turnando para usar un determinado material. Si ves solo a una persona, pídele con educación que se turne contigo para que puedas seguir con tu programa de ejercicios.

Otra de las opciones es, si tienes mucha prisa, llevar algunas mancuernas a una zona que esté menos transitada y practicar allí tu arsenal de movimientos. También puedes ocupar el banco con tu toalla y llevar todas las mancuernas que vayas a usar para un determinado ejercicio (suponiendo que vayas a variar de pesos) porque de lo contrario, es probable que cuando vayas a querer cambiar de mancuernas, éstas ya estén siendo utilizadas por otro usuario del gimnasio.

Otro gran problema lo encontrarás en la zona de ejercicio cardiovascular, sobre todo si eres de esos que están acostumbrados a realizar cardio tras terminar con las pesas. En ese caso, sé paciente, calienta dando una vuelta rápida por el gimnasio o simplemente quédate a la espera de que alguien se vaya para ocupar su máquina.

Qué no debes hacer si el gimnasio está lleno

Superseries. Si el gimnasio está impracticable y pretendes hacer una rutina de superseries, lo más probable es que cuando hayas terminado con un ejercicio y vayas rápidamente a la otra máquina, ya la esté usando alguien. Si sabes que enero es un mes complicado y habrá más gente de la habitual, programa tu entrenamiento de forma distinta: ejercicios de aislamiento, menos variantes de peso…

Un programa “demasiado estricto”. Prepárate para ver muchas máquinas ocupadas, así que es el momento de variar de ejercicios y usar más mancuernas, ya que la gente menos preparada probablemente no vaya a entrenamientos que requieran pesos libres. Procura ocupar algún banco para hacer press de banca, la jaula de sentadillas…y si tienes suerte y hay kettlebells en tu gimnasio, quizá sea hora de probarlas.