AVANCE

Stranger Things 3 ya sabe qué le va a pasar a sus protagonistas

Fotograma de la segunda temporada de Stranger Things.

NETFLIX

El productor de la serie Shawn Levy adelanta alguno de los detalles que contemplan para la tercera temporada de la serie de Netflix.

Meses después de la llegada a Netflix de la segunda temporada de Stranger Things, los hermanos Duffer, creadores de la serie, trabajan en su continuación. La producción no llegará a la plataforma de contenido en streaming hasta 2019 pero la serie ya va tomando forma en secreto de cara a ofrecer una tanda de capítulos que siga enganchando a la potente base de seguidores con la que cuenta.

Shawn Levy, productor ejecutivo de Stranger Things, ha revelado alguno de los detalles que están marcados para los próximos capítulos de la serie. En una entrevista concedida a la edición estadounidense de Cosmopolitan, Levy ha asegurado que ya tienen planeadas todas las líneas argumentales de la serie y que saben "qué va a pasar a cada personaje en la tercera temporada".

La principal de las decisiones que los responsables de Stranger Things han tomado es la de dejar tranquilo durante los próximos capítulos a Will Byers, gran sufridor hasta ahora de las atormentadas ideas de los Duffer. "Vamos a darle un descanso a Will. No vamos a ponerle en el infierno por tercera temporada consecutiva", explica Levy en una entrevista en la que afirma también que la serie contará con ocho o nueve episodios, "dependiendo de la cantidad de historias" que logren emocionarles.

Las revelaciones de Levy no han terminado ahí, y es que el productor ejecutivo ha contado durante la entrevista que la pandilla de amigos que protagonizan Stranger Things tendrán que enfrentarse a "fuerzas del mal que son nuevas", por lo que seguro que Hawkins se volverá a verse amenazada.

En cuanto a las relaciones pendientes, Levy asegura que la que mantuvieron Dustin y Steve crecerá. "En la segunda temporada todo fue muy bonito y había un factor divertido porque era algo inesperado, ahora quiero verles conectar más y estar más familiarizados entre sí", comenta el productor, que apunta a que la tercera temporada volverá a tener un año de diferencia en la serie, algo que ya experimentó Stranger Things en su cambio de la primera a la segunda temporada.