Boston rompe su peor racha de la temporada antes de visitar a Warriors

CLIPPERS 102 - CELTICS 113

Boston rompe su peor racha de la temporada antes de visitar a Warriors

Kyrie Irving da un pase ante la ayuda de DeAndre Jordan.

Richard Mackson

USA TODAY Sports

Sin Horford ni Smart, los Celtics lograron su primera victoria desde Londres. DeAndre (15+14) regresó en los Clippers. Destacaron Irving, Tatum y Rozier.

Se había resistido, pero, por fin, los Celtics lograron su victoria número 35 del curso (por 14 partidos perdidos). Lo hicieron ante los Clippers (102-113) en la que también es su primer triunfo desde que el pasado día 11 salieran airosos de su duelo ante los Sixers en Londres. Desde entonces, habían registrado cuatro derrotas consecutivas. Su peor racha de la temporada que acaba justo antes de su visita al Oracle Arena. En la madrugada del sábado al domingo se medirán a los Warriors. Un buen test para medir el nivel real de un equipo que continúa liderando el Este y que aspira a regresar a las Finales por primera vez desde 2010.

Pero todo eso queda aún muy lejos. Ahora hay que centrarse en recuperar sensaciones tras unas dos últimas semanas en la que los de Stevens han perdido la frescura en ataque. Lo que ha agudizado la Irving-dependencia del equipo. Más allá del triunfo y de ver a Gordon Hayward tirando a canasta sobre el parqué del Staples Center sin protección alguna —más allá del tradicional vendaje— en su pierna izquierda (cuánto nos alegra ver estas imágenes), la mejor noticia fue contar con cinco jugadores en al menos 12 puntos (ocho con un mínimo de 8, valga la redundancia). Kyrie, con 20 puntos (amén de 8 rebotes y 7 asistencias), fue el máximo anotador seguido por un Tatum que se fue a los 18 para apuntarse su mayor producción de cara al aro en lo que llevamos de 2018. También hay que destacar a Terry Rozier, quien volvió a ejercer de dinamizador desde el banquillo con 15 tantos y un +19 en los 24 minutos que disputó. El líder de una segunda unidad que recuperó el brillo.

Fueron varios los que dieron un paso al frente. La situación lo requería con las bajas de Marcus Smart y Al Horford. Tras fallar 24 horas antes el triple de la victoria ante los Lakers en el mismo escenario, causó baja por una herida en la mano que requirió de puntos y que se produjo al cortarse con un vidrio en la habitación de su hotel. Habrá quien le recuerde este caso al protagonizado por Cañizares en 2002 y que le dejó sin disputar el Mundial de Corea y Japón. Por su parte, en lo concerniente al dominicano, la franquicia optó por concederle un día de descanso tras recibir un golpe en la cabeza la noche anterior.

Volvió DeAndre

Los Celtics fueron casi todo el tiempo por delante en el marcador ante unos Clippers que reaccionaron a la salida del descanso para pronto quedarse sin fuerzas. Blake Griffin y Lou Williams llevaron el peso anotador en un partido en el que, tras cinco de baja por un esguince en el tobillo, regresó DeAndre Jordan. El 15+14 del pívot no fue suficiente para evitar la tercera derrota consecutiva de los angelinos (23-24). Están obligados a ganar mañana viernes en Memphis para no perder comba en la lucha por los playoffs del Oeste. Su gran objetivo... a la espera de lo que pueda depararnos el trade deadline.

0 Comentarios

Normas Mostrar