NUTRICIÓN

Las comidas más completas para tomar antes de entrenar

Estas son las mejores comidas que puedes tomar antes de entrenar

ejerciciosencasa.es

La comida pre-entrenamiento suele realizarse una hora y media antes del ejercicio, y es la gasolina que nos dará la fuerza suficiente para afrontarlo
Nominados al Oscar a mejor actor 2019

Hay que poner el máximo cuidado con la nutrición previa al entrenamiento. Existen comidas llenas de hidratos de carbono complejos, proteínas y grasas saludables que nos pueden dar la gasolina suficiente una o dos horas antes del entrenamiento. Eso sí, cuando pretendemos asegurarnos de que vamos a ejercitarnos sin sobresaltos, hay algunos alimentos como los picantes que debemos evitar para no tener malas digestiones. Te damos algunas opciones saludables y llenas de energía.

Un buen yogur griego con arándanos y avena

Los arándanos y la avena proporcionan hidratos de carbono de digestión lenta para alimentar nuestro entrenamiento, y el yogur griego (siempre mejor simple y sin sabores añadidos) proporciona una gran cantidad de proteínas para evitar la degradación muscular. La mayor virtud de la avena es que posee una gran cantidad de hidratos de carbono complejos (58 gramos por cada 100), que se absorben lentamente en el organismo, y por ello resulta ideal consumirla una o dos horas antes del ejercicio físico intenso.

Dos plátanos con mantequilla de cacahuete y miel

Los plátanos son la gran barrita de energía de la madre naturaleza: están cargados de carbohidratos simples para darnos combustible su gran cantidad de potasio ayuda con la función óptima de los nervios y los músculos. La elevada cantidad de proteínas que posee la mantequilla de cacahuete puede ayudar sobremanera a los deportistas que practican algún tipo de deporte, y por ello es muy famosa en el mundo del fitness. Si deseas darle un toque más dulce, echa un poco de miel para completar un plato lleno de energía.

Un plato con manzanas, pasas y almendras

Las pasas pueden ser una buena fuente de azúcar natural. Además, La pequeña cantidad de fibra en las manzanas y las pasas, además de las grasas monoinsaturadas que poseen las almendras, frenarán tu hambre sin necesidad de sentirte lleno, por lo que es ideal si no tienes mucha hambre por la mañana y realizas tu entrenamiento inmediatamente después. Asimismo, los frutos secos contienen una gran cantidad de proteínas vegetales, fundamentales para los músculos durante un entrenamiento intenso.

Requesón bajo en grasa y albaricoques

El requesón es un desayuno lleno de energía (o merienda) que contiene cantidades saludables de caseína y proteína de suero de leche. La caseína es una proteína de digestión lenta que alimenta a los músculos durante horas, ayudándoles a crecer y recuperarse. Por su parte, el suero de leche es un elemento esencial que usan los culturistas ya que ayuda a aumentar los musculatura y quemar grasas. Agrega los albaricoques a una ración de requesón: la combinación de proteínas y carbohidratos es baja en grasas y fibra, por lo que no tendrás que preocuparte por una posible hinchazón de vientre.

Una tortilla de huevos con pan integral

Una tortilla de 4 o 5 huevos combinados con una buena fuente de hidratos de carbono (pan integral, por ejemplo, de grano entero) es una gran idea para el pre-entreno. Los huevos sí son un superalimento. Tienen proteína de alto valor biológico, pocas calorías por unidad, carotenoides, fósforo, zinc, selenio, omega 3, un sinfín de vitaminas (sobre todo en la yema, olvidad las claras), y se pueden cocinar de un montón de maneras o añadirlos a una gran cantidad de platos cómodos y que no requieren ningún máster en cocina. Los hidratos de carbono de digestión lenta procedentes del pan integral te darán suficiente energía durante el entrenamiento.