FITNESS

5 maneras muy acertadas de acelerar nuestro metabolismo

Enciende los motores y quema por fin el exceso de grasa con estos métodos que te vamos a decir a continuación y acelera tu metabolismo para mejorar

Actualizado a
5 maneras muy acertadas de acelerar nuestro metabolismo

Un porcentaje de grasa corporal al mínimo no tiene secretos: el aporte diario del número de calorías necesarias, es decir, ingiriendo la cantidad de alimento suficiente para no sobrepasar nuestros límites de metabolismo basal, teniendo en cuenta el ejercicio que hacemos. El famoso equilibrio de macronutrientes. Te mostramos cómo acelerar tu metabolismo, para tener más vitalidad, más ganas de moverte y consumir más calorías y que así puedas recortar al máximo la grasa de tu cuerpo.

Bebe más agua. Beber agua provoca un aumento de las calorías que consumimos, aunque permanezcamos sentados. Motivo suficiente para dejar de lado las bebidas azucaradas, que solo nos aportan calorías y son en gran medida responsables del sobrepeso en algunas personas. 2 litros diarios es la cantidad estándar recomendada, pero si practicas deporte y quieres acelerar tu metabolismo, puedes beber incluso 3 o 4 litros.

Más comida (no menos). Debes comer para adelgazar. La digestión de alimentos, su absorción y el almacenamiento de nutrientes requiere energía. La restricción severa de calorías marca nuestra tasa metabólica a la baja. Además, pasar mucha hambre con el tiempo conduce al cuerpo a descomponer el tejido muscular para satisfacer las necesidades energéticas, reduciendo aún más la quema de calorías.

Sé constante con las comidas. Quizá seas de esos que piensen que comer más veces al día aumenta nuestro metabolismo, sin embargo, lo que sí colabora en este sentido es no ser irregular a la hora de alimentarnos diariamente. La investigación sugiere que los hombres que comen con más frecuencia durante el día son más delgados que los que consumen sus comidas en momentos distintos del día, sin ninguna planificación.

Come más proteína. La proteína te mantiene lleno por más tiempo. Además, tu cuerpo usa más calorías para digerir proteínas que para descomponer carbohidratos o grasas. Las proteínas de alta calidad de los alimentos como los huevos, la carne magra, las aves de corral, los mariscos y los productos lácteos también aumentan los niveles del aminoácido leucina en el cuerpo, que es esencial para mantener los músculos y quemar más calorías.

Considera la cafeína. En las personas actúa como un estimulante del sistema nervioso central, produciendo un efecto de restauración del nivel de alerta y eliminación de la somnolencia. De hecho, es la sustancia psicoactiva más consumida en el mundo. Ya que la cafeína actúa sobre la sensación de cansancio, es idónea para mejorar el rendimiento deportivo, y más en ejercicios físicos que duren cierto tiempo. Los informes científicos que relacionan de forma positiva la cafeína con el ejercicio físico provienen de mediados del siglo XX.

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?