El partido de Alexis: amarilla, enojos con Pogba y sustitución

SEVILLA - MAN. UTD

El partido de Alexis: amarilla, enojos con Pogba y sustitución

El partido de Alexis: amarilla, enojos con Pogba y sustitución

ANDREW COULDRIDGE

Action Images via Reuters

El chileno vivió de todo en su retorno al maximo torneo de Europa: enojos, amarilla, un par de buenas jugadas y mucha movilidad.

Sevilla

La Champions fue la gran motivación de Alexis para cambiar de club en enero y ante Sevilla vivió el primer capítulo de un par de duelos donde buscará dejar atrás el calvario de los octavos. Con Arsenal quedó eliminado en esa instancia en las últimas tres ediciones.

Fue el último en saltar al campo, se saludó de manera efusiva con el colombiano Muriel y su ansiedad por el partido recién la pudo controlar a los ocho minutos. Ahí tocó su primer balón con un pase profundo a Mata que fue rechazado por la zaga. 

A los 12 tuvo su primera gran chance. Un pase profundo de Herrera acabó trabado por Navas cuando el '7' se disponía a rematar. Se mostró movedizo, transitó desde la izquierda del ataque hacia el medio y fue así como protagonizó su mejor acción del primer tiempo: pase medido a Lukaku que el belga elevó en posición inmejorable.

Sus ganas y deseos por tener el balón lo llevaron a reclamarle a Valencia por no asistirlo en un desborde y a recibir amarilla después por un empujón a Navas. 

 Su primera etapa acabó con un córner corto que tuvo de todo: un peligroso cambio de juego casi interceptado por Sevilla, una pérdida de Valencia, un contragolpe y un enojo brutal de Mourinho con el chileno y los demás involucrados en la jugada. 

El fastidio con Pogba

 

 En el complemento, el partido de Alexis estuvo marcado por sus constantes enojos. Pese a que primero animó a Pogba por un mal pase, a las jugadas siguientes no ocultó su malestar. 'Al pie, al pie' le indicaba al francés, quien no lo vio en un par de jugadas donde estaba bien ubicado. Incluso el juvenil McTominay sufrió la ira del chileno, quien le exigió pasarle el balón en una jugada de ataque.

 

Después de eso pareció resignarse. Un apresurado remate de Pogba desde lejos lo hizo mirar hacia el suelo y morderse la rabia. Minutos después, a los 74, Mourinho decidió sacarlo y poner a Rashford.

0 Comentarios

Normas Mostrar