ESTUDIO

Descubrimos si comer rápido nos hace engordar (o es un mito)

Cuanto más rápido come una persona, más probabilidades hay de sobrepeso, según ha concluido un nuevo estudio. Así que ya sabes, mastica lentamente

0
Descubrimos si comer rápido nos hace engordar (o es un mito)

Cuanto más rápido comemos, más probabilidades tenemos de padecer sobrepeso, según comenta un nuevo estudio publicado en BMJ Open. Por tanto, resaltamos desde Deporte y Vida la importancia de masticar lentamente los alimentos, no solo ya por el peligro de engordar, sino por el propio disfrute.

Investigadores japoneses estudiaron a 59.717 personas que recibieron diagnósticos de diabetes tipo 2. En revisiones periódicas durante seis años, recopilaron datos sobre la obesidad y la circunferencia de la cintura, los hábitos alimenticios y de sueño, el consumo de alcohol, los medicamentos que tomaban y si fumaban. Los expertos clasificaron a los sujetos como comedores rápidos, normales o lentos basados en informes que los propios pacientes completaron.

Tras controlar otros factores, descubrieron que, en comparación con los que comían lentamente, aquellos que comían a una velocidad normal tenían un 29% más de probabilidades, y los comedores rápidos un 42% más de expectativas de ser obesos en el futuro. Sobre la necesidad o no de desayunar para perder grasa, que tanta controversia está produciendo últimamente, hablamos recientemente en un artículo.

El estudio encontró una asociación, no una relación causal. Sin embargo, los investigadores sugieren que una posible razón para esta asociación es que aquellos que comen rápido pueden seguir comiendo sin esperar a darse cuenta de que han comido lo suficiente, mientras que los que comen lentamente pueden tener tiempo para comenzar a sentirse llenos y luego detenerse.

Asimismo, los que llevaron a cabo el estudio no tenían datos sobre ejercicio físico o ingesta de alimentos, lo que podría haber alterado los resultados, y solo hombres y mujeres japoneses se incluyeron en el estudio, por lo que los resultados pueden no ser aplicables a otras poblaciones. Además, el estudio dependió de informes que los propios sujetos rellenaron, y éstos no son siempre del todo confiables.