Competición
  • Champions League

Las opciones tácticas de Rueda para los amistosos de la Roja

SELECCIÓN

Las opciones tácticas de Rueda para los amistosos de la Roja

Las opciones tácticas de Rueda para los amistosos de la Roja

ANDRES PIÑA/PHOTOSPORT

El DT se ha mostrado fiel al sistema 1-4-2-3-1, pero no es descartable que sorprenda con otro esquema en vista de las opciones que brinda la nueva nómina.

Ante Suecia, este sábado comenzará oficialmente el ciclo de Reinaldo Rueda al mando de la Roja. No hay pistas claras aún sobre cómo el colombiano dispondrá a los 11 titulares se la Selección en Estocolmo.

Al respecto, solo un 'viaje' por su pasado en Colombia, Ecuador y Honduras, con la vista puesta en la nómina de los 25 convocados para los primeros amistosos, puede arrojar luces en torno a qué hará el DT cafetalero en su debut.

El sello del colombiano

La marca indeleble de Rueda es la defensa compuesta por cuatro hombres. Por lo tanto, no habría novedades en este sentido y los seleccionados que se perfilan desde el inicio en la última línea son Johnny Herrera, Mauricio Isla, Paulo Díaz, Enzo Roco (Gary Medel se encuentra suspendido y el ovallino tiene recorrido en la Roja) y Jean Beausejour. 

La incógnita radica desde la mitad de la cancha hacia adelante. Rueda venía empleando últimamente un sistema de juego 1-4-2-3-1. Siguiendo esta línea táctica, y respetando su sello, en la zona media aparecerían Arturo Vidal y Charles Aránguiz de volantes centrales. Como enlace, Alexis Sánchez (José Mourinho lo ha alineado en tal posición en el Manchester United) o Diego Valdés (de gran presente en el Morelia de México).

Los puestos de extremos serían para Eduardo Vargas por la derecha y Ángelo Zagal en la izquierda (en el caso de que Alexis actúe por el centro). Nicolás Castillo corre con ventaja para iniciar como centrodelantero, por su buen presente y el pasado reciente en la Roja. Felipe Mora brilla en México, pero recién se incorpora al proceso, aunque también es una alternativa muy válida.

Volver a la raíces 

En Ecuador y Honduras, Rueda mantuvo una fe ciega al esquema 1-4-4-2. Es un sistema que garantiza la proximidad de las líneas para defender y el desprendimiento en la anchura de la cancha en ataque. Otorga estabilidad en ambos momentos del juego y no sería descabellado estimarlo como opción en el comienzo de su ciclo en Estocolmo.

En la línea defensiva no habría variantes respecto de los esbozado inicialmente. Sí habría modificaciones en el mediocampo en los nombres de los volantes externos. Con Vidal y Aránguiz seguros en el centro, Vargas y Sánchez actuarían en los costados, dejando el centro del ataque a un atractivo tándem conformado por Castillo y Mora.

La fórmula ofensiva permitiría el ataque con los externos, asistiendo a los dos '9', más el apoyo constante de Vidal (siempre aparece por el área rival y sorprende). Sin embargo, la dudas surgen en el plano defensivo: ¿Vargas y Alexis tendrán el espíritu para involucrarse en la persecución de los laterales hasta cerca de la propia línea de fondo?

Todo sigue igual

Por último, la posibilidad de que Rueda mantenga en forma similar el esquema del ciclo anterior no es nada descartable. El DT iniciará una etapa de observación y evaluaciones en realidad competitiva y mover mucho las piezas, tal vez, no sería aconsejable.

Con la defensa confirmada, Aránguiz y Vidal volverían a ser los volantes interiores. Sin Marcelo Díaz, sería el momento para ver en acción a Erick Pulgar (vive su mejor temporada en el Calcio en el Bologna). Arriba, Vargas se ubicaría por la derecha, Sánchez en la otra punta y Castillo como piloto de ataque.

0 Comentarios

Normas Mostrar