LO MÁS FRIKI

Las 6 cosas que le ocurren a todos los primerizos del running

Siempre es un buen día para empezar a correr y acá te preparamos para que no te encuentren con sorpresas.

0
Las 6 cosas que le ocurren a todos los primerizos del running
Raquel Cano

Siempre es un buen momento para empezar a correr. El ejercicio cardiovascular es una de las actividades físicas más saludables que existen y durante estos últimos años se ha puesto muy de moda en nuestro país. El running ha ido ganando cada vez más adeptos y siempre que llega el buen tiempo es mucha la gente que se anima y empieza a correr. 

Haz caso a Raúl Gómez. Correr te ayudará a alcanzar tus objetivos y a sentirte mucho mejor. Eso sí, si empiezas a correr debes saber que no todo es sencillo, sobre todo en los inicios. Aun así hay que tomárselo con humor así que en Epik te preparamos para lo que te va a ir llegando. ¡A ponerse unas zapatillas y a darle con todo!

1. Un buen calentamiento

Es importante calentar y estirar bien. Preparar bien los músculos y las articulaciones para el esfuerzo físico al que vamos a someter al cuerpo. Si no hacemos un buen calentamiento notaremos en los primeros kilómetros más fatiga de la habitual y podemos provocarnos alguna lesión.

2. Llevar ropa adecuada

Si empiezas a correr es importante llevar la ropa adecuada según el tiempo que haga. Si corres es invierno es importante abrigarte pero no en exceso. Tienes que tener en cuenta que la temperatura sube unos 10 grados con respecto a la temperatura ambiente. En verano es todo más fácil, preocupate de ir lo más ligero posible y con ropa que transpire adecuadamente.

3. Las temidas ampollas

En general toda la ropa y el calzado que utilices debe ser de una mínima calidad para evitar heridas, rozaduras y lesiones. Las ampollas serán tus mayores enemigas si empiezas a correr así que asegúrate de llevar calcetines de calidad para que el sudor transpire correctamente y no dañe tus pies.

4. No te excedas

Cuando uno empieza a correr debe intentar encontrar su punto de equilibrio. Empezar a correr a un ritmo muy alto te puede costar muy caro según vayas completando kilómetros. Lo importante es saber dosificar el esfuerzo, no cebarse en exceso y encontrar el ritmo en el que más cómodo te sientas.

5. No te obsesiones con el tiempo

Cuando uno empieza a correr de poco sirve ser más veloz o no. En primer lugar debes habituar a tu cuerpo a correr 5, 7 o 10 kilómetros de manera más o menos habitual así que lo primero es entrenar la resistencia. Más tarde podrás incrementar tu ritmo y tu velocidad para mejorar tus marcas.

6. Disfruta sufriendo

La fatiga va a aparecer de un momento a otro pero el running es un ejercicio de constancia, no solo física sino también mental. Disfrutar sufriendo es una de las claves para superar tus retos y alcanzar tus objetivos. Abraza el momento y aguanta. Encuentra el equilibrio. Siéntete cómodo en la fatiga. Disfruta.