U. DE CHILE 1-3 COLO COLO

El origen de las diferencias entre Pizarro y Valdivia

El volante de la U lanzó un duro insulto en pleno encuentro ante Colo Colo este domingo. El problema entre ambos comenzó mucho antes.

0

No solo fue Jean Beausejour o Agustín Orión en el Superclásico. David Pizarro y Jorge Valdivia protagonizaron otra de las polémicas este domingo, en un enfrentamiento que incluyó insultos y gestos. La extraña relación, eso sí, comenzó mucho antes.

La historia se remonta al 2005, cuando el 'Mago' y el 'Fantasista' coincidían en la selección chilena que buscaba clasificar al Mundial de Alemania. El volante azul renunció ese año al plantel.

Aunque en un comienzo explicó motivos familiares, con el transcurso de los años dio a entender que le molestaban las indisciplinas de la Roja. Y la figura de Valdivia era quizás uno de los símbolos de esa rebeldía en los equipos de Juvenal Olmos y Nelson Acosta.

“Me fui por la poca seriedad que había. Que en ese momento no era evidente (...) Hay reglas que cumplir. Para mí la disciplina es lo más importante a la hora de conseguir objetivos (…) ¿Cómo te vas a ir a entrenar si estuviste toda la noche afuera?", aseguró el jugador de la U casi una década más tarde.

Al año siguiente de su renuncia se desató un escándalo el Dublín y el 2007 se produjo el Puerto Ordazo con Valdivia incluido. Cuatro años después de este último caso, cuando dirigía Claudio Borghi, también se hizo público El Bautizazo. El 'Mago' también estuvo presente.

"El tiempo me dio la razón", señaló Pizarro el 2012, un año antes de ser convencido por Jorge Sampaoli para regresar a la escuadra nacional, donde se reencontró con varios ex compañeros, como el propio Valdivia. El 2015 lograron ganar la Copa América y en el encuentro ante Uruguay, el ex Udinese reemplazó al actual jugador de Colo Colo: se dieron un rápido abrazo y parecía que las diferencias terminaban.

Sin embargo, este fin de semana en el Nacional quedó demostrado que ese ciclo aún no se cierra. El 'borracho cu..." fue la frase de un futbolista que esperó más de 12 años para el desahogo.