REAL MADRID - LIVERPOOL

La mitad de los goles en contra llegan por la banda de Marcelo

Sus contradicciones defensivas como lateral difieren de su potencial arriba. Este curso ha estado involucrado en 23 goles en contra y 23 tantos a favor del Madrid...

0
La mitad de los goles en contra llegan por la banda de Marcelo
Reuters

No acostumbra Klopp a dar puntada sin hilo y denunció la debilidad defensiva de Marcelo como el posible atajo más evidente hacia la victoria para el Liverpool. Los números delatan la deriva del brasileño (ver tabla). Con él sobre el terreno de juego este curso (3.581 minutos repartidos en 43 partidos), el Madrid ha recibido 46 goles y la mitad llegaron por su banda. El crecimiento de esta estadística temporada a temporada en la era Zidane (23%, 38% y 50%) confirma el abandono paulatino del brasileño en las funciones más estrictas que debe cumplir como lateral.

A Marcelo le atacan diferentes males. Es frecuente que se desentienda en el repliegue. Le sucede en toda clase de encuentros. Desde compromisos ligueros como el del Celta a días señalados como contra el Barcelona o el Bayern (ocho goles recibidos por su costado en Champions). Se queda parado tras pérdida y adolece después de la aceleración suficiente para rectificar. Su relajado repliegue condiciona a toda el ala izquierda del Madrid. Kroos no tiene ni las cualidades ni el despliegue físico de un mediocentro con la capacidad para ayudarle. Además, Casemiro se ve desbordado y a Ramos le obliga a salir a banda con la amenaza que eso supone. Este problema podría agravarse contra un equipo especializado en la contra como es el Liverpool. Salah es un trueno y Firmino también aparece en ese perfil, dos futbolistas con una velocidad punta de 35 km/h.

La infección defensiva de Marcelo contrasta con su productividad en ataque. En este caso, la estadística reconoce su valor ofensivo. De los 96 goles del Madrid con él sobre el césped, el brasileño ha estado involucrado en 23 (el 24% del total). De forma más directa (goles o asistencias), ha participado en 14. En Champions marcó a PSG, Juve y Bayern y asistió ante el campeón alemán. Sus condiciones técnicas, presencia y nivel asociativo le convierten en un lateral complicadísimo de frenar. “Marcelo sube mucho”, señaló Klopp. Quizá debió añadir también lo bien que lo hace. Puede ser un olvido intencionado para contener sus incorporaciones...

Pasividad

Marcelo no destaca por su agresividad en el uno contra uno. Douglas Costa o Mbappé lo acreditaron. También resulta delicada su actitud contemplativa en centros laterales (Bayern o Juve, el ejemplo).

Goles en contra que llegaron por su banda en Champions

Goles a favor en los que fue clave en Champions