La mente de Kudelka: las seis ideas que desmenuzan al DT

UNIVERSIDAD DE CHILE

La mente de Kudelka: las seis ideas que desmenuzan al DT

El entrenador se escapa de los discursos simples, cree en la libertad del futbolista y apuesta siempre por equipos que crean en una idea: el riesgo permanente.

Frank Darío Kudelka es un bicho raro en el fútbol. No sólo porque no fue jugador profesional y ha vivido más tiempo dirigiendo en canchas lejanas, camarines estrechos, que bajo el foco del éxito. No sólo porque dejó a Talleres en su momento de mayor gloria, cuando era más querido, para seguir la idea que ha perseguido siempre: escapar de la zona de confort, el halago permanente...

Kudelka es de esa raza cada vez más rara de entrenadores que es capaz de construir un equipo con identidad (juego directo, ataque permanente) y al mismo tiempo no esconde cómo lo hace. Él explica, debate, dialoga. Es capaz de hablar de fútbol, cuando en realidad está hablando de otra cosa.  

Kudelka y el jugador 

"Primero hacemos un estudio pormenorizado de la situación del jugador, su personalidad, de su forma de ser, para interiorizarnos a fondo de cómo es cada futbolista. Luego les marcamos las posibilidades que tienen de crecimiento como persona. Y, para que eso ocurra, hay que enseñarles, hay que protegerlos, hay que exigirles y fundamentalmente, hay que creer en ellos".

"Uno tiene que ser docente y muchas veces padre o hermano mayor. Es nuestra necesidad como conductor el tratar de apoyarles y de darles un camino. Ellos tendrán la libertad de tomar o dejar. La educación está por arriba de todo. El fútbol se termina en algún momento"

Kudelka y el riesgo 

"De mi parte trato de vivir no conservadoramente y tomar riesgos. El fútbol se creó para hacer más goles en el arco de enfrente que defender los propios. Y a partir de esa esencia que nutre a la palabra fútbol siento placer yendo a buscar el resultado, aún corriendo riesgos". Olé, 2 de febrero del 2018. 

Kudelka y las frase 'matar o morir' 

"Saben cuántos chicos de 20 ó 21 años tienen que mantener a su familia... No tienen para comer, no tienen casa. Hoy, en las condiciones... Y de hace bastante tiempo en las condiciones sociales y demás que tenemos en nuestro país, nadie los ayuda, no se la dan. No les dan educación. No les dan posiblidades... eso es una necesidad, eso es un punto extremo. No un partido de fútbol, en el cual trato de que disfruten y en el cual seguramente (los jugadores) tienen que tomar decisiones muy importantes porque no cabe duda de que están llevando esa bandera que miles de hinchas de Talleres tienen en el corazón. Pero desde la tranquilidad, desde la responsabilidad y desde la exigencia máxima, siempre hemos tratado de darle. No pasa por ese contexto, por lo menos para mí". 

Kudelka y el triunfo

"Me da mucha satisfacción poder plasmar en la cancha una forma concreta de jugar y hacerlo ante rivales de la envergadura de Boca o Lanús, además de disfrutar la alegría propia de quien gana. Pero son triunfos que no me cambian el eje de mi vida ni me mueven de los objetivos para los que estoy dentro del fútbol. ¿Cuáles? Fundamentalmente ayudar a la gente joven a tener más educación y una vida mejor". La Nación de Argentina, 10 de abril del 2017. 

Kudelka y la libertad del futbolista 

"Los jugadores son "herramientas" a las cuales hay que darles libertades y responsabilidades para que cuando tengan el balón sean creativos, porque de eso se trata el fútbol. Porque es verdad que los hemos hecho muy sumisos y los responsables de eso somos nosotros, los técnicos. Desde las inferiores les damos muy pocas posibilidades de crear y de que tengan su impronta, los ponemos dentro de un marco estructural del que no se pueden mover, no les damos libertad para que vuelen y decidan adentro de la cancha". La Nación, 10 de abril del 2017. 

Kudelka y el pie de elefante

"Cuando me inicié en esto, se dirigía porque habías sido jugador de fútbol reconocido, no importaba si sabías o no. Hoy cambió, no alcanza con haber sido un futbolista importante. Por momentos, sí sentí ese pie de elefante encima que no me dejaba crecer. Yo llegué a dirigir en Primera por una cuestión fortuita, porque los jugadores me pidieron. Pero el pie de elefante me aplastaba", entrevista con El Gráfico. 

0 Comentarios

Normas Mostrar