Temas del día Más temas

GRUPO C | FRANCIA 2-AUSTRALIA 1

El VAR entra en la historia del Mundial; Francia gana

El VAR entra en la historia del Mundial; Francia gana

Julio Muñoz

EFE

El uruguayo Andrés Cunha pitó con ayuda de la tecnología un polémico penal de Risdon a Griezmann: el 1-0. La tecnología de gol marcó el 2-1. Penal absurdo de Umtiti en el 1-1.

Según un informe de la International Board examinado antes de dar luz verde a la implantación de la tecnología, el VAR sólo es decisivo en el 8 por ciento de los partidos. Sin embargo, en el Mundial tardó sólo cinco partidos para aparecer por primera vez en la historia del campeonato y fue para darle un empujón a Francia, que cuando más espesa estaba (minuto 57) montó una contra en la que Pogba buscó a Griezmann al espacio. Risdon llegó al balón, que tropezó en Griezmann, y luego rebañó (si fue por inercia o voluntariamente es difícil de juzgar) la pierna del central. Nadie de Francia protestó, pero desde el laboratorio del VAR avisaron al uruguayo Andrés Cunha, que quiso revisar una jugada que quedará en la historia como la primera que la tecnología cambia.

Hubo más. El ya histórico Francia-Australia también necesitó de la inestimable ayuda de la tecnología de gol (esa sí que es una aportación certera e implacable) para certificar la validez del rebote del que se ayudó Pogba para hacer el 2-1 cuando a los bleus se les veía algo más que asfixiados, impotentes. Por el camino, Australia había empatado con otro penal, aunque en este no hizo falta ninguna ayuda tecnológica. A Umtiti se le fue la cabeza y metió la mano en un balón cruzado sobre el área de Francia.

No sólo hubo polémicas arbitrales. Deschamps decidió sustituir a Griezmann por Giroud (con vendaje en la cabeza por los seis puntos de sutura que arrastra) en el minuto 70 en un episodio que sorprendió al Principito. Al seleccionador, cuyo equipo no respondió en el debut a las expectativas generadas, el afortunado gol de Pogba le salvó de estar en las portadas en el primer día de Mundial. Prescindir de Griezmann con el 1-1 en el marcador, aun sin que estuviese siendo el partido más brillante del atlético, resultó cuanto menos sorprendente.

Francia sufrió de verdad para ganar. Tuvo unos primeros minutos decentes, en los que pareció en disposición de activar su botón azul en cualquier momento por la exuberancia de Dembélé y Mbappé y la calidad de Griezmann. Pero perdió entusiasmo pronto. E hilo en su juego. De hecho, Lloris le salvó en un remate contra su portería de Tolisso. Australia, intensa y dura si la acción la requería, compitió con fiereza y fue un dignísimo rival bien puesto por la experiencia de Van Marwijk. Aunque suene hiperbólico, siempre podrá decir que sólo lo pudo derrotar el VAR.

0 Comentarios

Normas Mostrar