Competición
  • Liga Chilena
  • Campeonato Brasileño Serie A

SELECCIÓN

Messi vs. Maradona: así fueron sus debuts en los mundiales

Messi vs. Maradona: así fueron sus debuts en los mundiales

Inagotables en la comparación eterna, Diego y Lionel comparten nueva marca: los dos máximos astros del fútbol argentino ya estuvieron en cuatro Copas del Mundo.

Inagotables en la comparación eterna, Diego Maradona y Lionel Messi comparten desde el sábado una nueva marca: los dos máximos astros de la historia del fútbol argentino ya estuvieron presentes en cuatro Copas del Mundo. Y aunque habrá que esperar al final de Rusia2018 para establecer paralelos entre los logros individuales y colectivos de uno y otro, sí se puede ir mirando, como curiosidad y sin mayor afán de poner a uno de ellos por encima, cómo les fue en sus respectivos debuts en cada Mundial.

El primero de Diego. Maradona arrancó su participación enla Copa de España ’82. Podría decirse que entró con el pie izquierdo si no fuera porque eso en su caso habría sido una excelente noticia. Argentina estrenaba título y a la base del ’78 se sumaban dos campeones juveniles del ’79: Diego y Ramón Díaz. Pero nada salió como se esperaba. Maradona no brilló, Fillol estuvo lento en una salida y aunque el empate hubiera sido lo más justo, Bélgica amargó el debut: 0-1.

El primero de Leo. Fue una tarde de 2006 en Gelsenkirchen, Alemania. El equipo que dirigía José Pekerman jugaba el segundo partido de la fase de grupos y le pintaba la cara a Serbia y Montenegro. Iban 75’ cuando el técnico mandó a la cancha al pibito del Barcelona. Entró por Maxi Rodríguez y enseguida entró en el circuito de toque que habían armado Cambiasso, Aimar, Saviola y Tevez. En ese cuarto de hora, Argentina marcó tres goles más para lograr su mayor goleada en Mundiales ante un conjunto europeo. El último fue obra de ese chiquito llamado Messi.

El segundo de Diego. La apertura de México ’86 para Argentina fue plácida. Antes de los 20 minutos ya vencía 2-0 a Corea del Sur. La actuación de Maradona no fue descollante, aunque sí activa para marcar la diferencia (al final fue 3-1). Tal es así que el encuentro se recuerda más por la cantidad de brutales faltas que recibió el 10 que por lo hecho con la pelota en los pies.

El segundo de Leo. En 2010, Messi estrenó titularidad y capitanía en un Mundial. El técnico era, justamente, Maradona. El debut fue un 1-0 ante Nigeria. Leo jugó un muy buen partido pero encontró un escollo insalvable: el arquero Enyeama, que le tapó disparos increíbles y lo dejó con las ganas.

El tercero de Diego. Argentina, por ser campeón vigente, inauguró Italia ’90. El rival, Camerún, era a priori accesible, pero Carlos Bilardo decidió una alineación incomprensible, el rival se empleó con una dureza excesiva y Maradona, que llegaba físicamente mal al torneo, vivió una mala tarde. Los africanos sacudieron el mundo ganando 1-0.

El tercero de Leo. Alejandro Sabella, discípulo de Bilardo, no quiso ser menos que su maestro en Brasil 2014. Arrancó el partido ante la débil Bosnia Herzegovina con cinco defensores y Messi participó poco. En el segundo tiempo el técnico cambió jugadores y esquema, el equipo fue más ofensivo y Leo armó un jugadón para clavar un golazo y liquidar el pleito. 2-1 final.

El cuarto de Diego. Inolvidable, el estreno en USA ’94 fue una fiesta argentina. El conjunto dirigido por Alfio Basile bailó a Grecia y un renacido Maradona marcó el tercero (fue 4-0), colgando la pelota del ángulo después de una enorme acción colectiva. Su grito de gol en primer plano frente a una cámara es todo un ícono de la historia de la selección en los Mundiales.

El cuarto de Leo. El más fresquito, hace apenas 72 horas. Messi no pudo superar más que un par de veces la telaraña tejida por los islandeses y tuvo una actuación deslucida. No le acertó al arco ni en un par de tiros libres ni en uno de esos disparos enroscados desde el borde del área que tantas veces acaban en las redes. Y para colmo, el arquero le atajó un penal que pudo desequilibrar el 1-1 final.

0 Comentarios

Normas Mostrar