Competición
  • Bundesliga
  • LaLiga Santander
  • Ligue 1
  • Mundial de Clubes
  • Premier League
  • Serie A
  • Hoy en As

RUSIA 2018

Las 6 claves del sorprendente descalabro de Argentina

Los trasandinos corren serio peligro que quedar eliminados en el Mundial luego de la goleada sufrida ante Croacia. Un repaso a los motivos de la debacle en Rusia.

Una pésima imagen dejó Argentina al caer goleada por 3-0 frente a Croacia en la segunda fecha del Mundial de Rusia. En el país trasandino están en llamas y la opinión pública reaccionó furiosa, criticando a jugadores, entrenador o incluso a la propia federación local con énfasis en seis razones o causas sobre lo que pasa hoy con el fútbol argentino.

- Tres detés en apenas tres años. Sabella fue el encargado de dirigir a la Albiceleste en Brasil 2014 y renunció a su puesto tras caer en la gran final ante Alemania habiendo rozado el campeonato del mundo. El 'Tata' Martino se hizo cargo del equipo, llevándole hasta otras dos finales (Copa América 2015 y Copa América Centenario 2016) y cayendo en las dos en la tanda de penaltis frente a Chile, demasiado para que la AFA le mantuviera en el puesto pese a que solo perdió un partido al frente de la Albiceleste. Fue el turno para un discutido Edgardo Bauza, quien no duró ni un año al frente del equipo, complicándose su presencia en el Mundial de Rusia y dejando paso a Jorge Sampaoli tras su temporada en el banquillo del Sevilla, asumiendo el cargo de la Albiceleste ahora hace un año.

- Líos de dirigentes y en el fútbol formativo. Desde el fallecimiento de Grondona, no hay una voz cantante en la AFA. Después del ridículo de la votación del famoso '38 a 38' y la llegada de 'Chiqui' Tapia, la Asociación de Fútbol Argentino es un caos. No existe un proyecto de juveniles sostenible (el último fue con Pékerman) por lo que el recambio generacional está siendo muy pobre. Hace falta una limpieza completa.

- Jugadores suplentes en sus equipos. Una de las cosas por las que más se le ha cuestionado a Sampaoli es en obcecarse en la 'vieja guardia', jugadores que ya no están al nivel de hace unos años y en desventaja al máximo nivel. Caballero, suplente en el Chelsea tras años de serlo en el City, fue el portero titular, con dos fallo garrafales en los dos partidos, pero no solo queda ahí. Jugadores como un Mascherano al que se le notan los años y que emigró a China en busca de minutos, Enzo Pérez, quien regresó a River tras no tener chances en el Valencia, o su insistencias en Salvio o Acuña, jugadores lejos del primer nivel, han acabado por hundir a la Albiceleste.

- El escaso aporte de Messi. Flojísimo Mundial del considerado por muchos mejor jugador de la historia, incapaz de asociarse con sus compañeros y de ser resolutivo como de él se espera. Argentina se encomendó a que el '10' les salvara con una genialidad pero esta vez nunca llegó, fallando además un penalti ante Islandia en el primer partido. Incapaz de disparar a puerta y con una actitud alarmantemente pasiva en el juego, el delantero del Barcelona queda como uno de los grandes señalados .

- Las grandes dudas de las Eliminatorias. La selección argentina ya estaba advertida de lo que podía pasar y no parece haber puesto remedio. Sufriendo hasta el final para tener un plaza en el Mundial de Rusia 2018, lograron el pase en la última jornada gracias a un acto de inspiración de Messi al hacer tres goles en Ecuador después empatar partidos decisivos ante Uruguay, Venezuela (ya eliminada) y Perú. La 'Pulga' tapó las carencias pero en Rusia no pudo él solo.

- Exclusión de los jóvenes. Lo que iba a ser un lavado de cara en la Selección con las nuevas generaciones por parte de Sampaoli se quedó en el intento. Pese a su calidad, a Dybala no le encontró un sitio en el once al considerarlo que chocaba con Messi, Pavón no tuvo todos los minutos que debería y jugadores como Lo Celso ni siquiera tuvo la oportunidad. Caso aparte es el de un Franco Armani al que todo el país pedía para el arco tras su espectacular rendimiento en River Plate. Solo Maxi Meza fue de la partida. Sampaoli volvió a confiar en los Biglia, Mascherano o Enzo Pérez a la hora de generar un juego que nunca llegó y en el Kun Agüero marcando en el primer partido, con Higuaín sin aportar nada y Mauro Icardi o Lautaro Martínez viéndolo desde casa.

0 Comentarios

Normas Mostrar