GRUPO D | ARGENTINA

El imperdible relato de la debacle de Messi tras la caída con Croacia

El diario argentino Clarín relata las horas posteriores de 'La Pulga' tras la dura derrota ante Croacia. "El alma, como el corazón, por los suelos".

Todo un país suspira por su estrella, a la que se abraza para volver a cobrar vida en este Mundial después de tener un pie en la tumba tras la cruel derrota ante Croacia. Argentina aún no se ha recuperado del duro derechazo al mentón en las aspiraciones del combinado sudamericano que supuso la derrota ante Croacia, y de Messi, que podría estar ante su última ocasión de ganar un Mundial.

Tal y como afirma Clarín, el capitán, aislado en el búnker de la selección en Bronnitsy, está “roto por dentro y por fuera”. “Messi no levanta la mirada. La tiene por el suelo. Como el alma. Como el corazón. Cómo el ánimo”, añade el diario argentino. Pero no solo preocupa su estado de languidez, si no el bloqueo mental que le atañe cuando se enfunda La Albiceleste, algo que no le ocurre con la blaugrana.

A pesar de que la minuciosa preparación del Mundial que ha llevado a cabo esta temporada con el Barcelona para llegar en plenitud a una cita que tenía marcada en rojo, en Argentino no encuentran respuesta a una pregunta que comienza no tener respuesta: ¿qué le pasa a Messi con Argentina?”.

Leo, prosigue Clarín, abandonó el terreno de juego “solo, en silencio” sin saludar a los rivales ni intentar levantar el ánimo a sus compañeros. Ya en Bronnitsy, el guion era el mismo. “Micro. Avión. Micro. Habitación 221, sin pasar por el comedor para cenar”, afirmaba la citada fuente. Solo refugiándose y compartiendo tristezas con la figura de su gran amigo Sergio Agüero, gran confidente de ‘La Pulga’ y el otro, visiblemente, gran afectado por la derrota. El ‘Kun’ se quedó en el banco, solo, cuando ya todos los jugadores se habían retirado en las duchas, “como un fantasma”.

Messi sí almorzó ayer junto al resto de sus compañeros; sin embargo, el clima en la sesión de recuperación vespertina era el mismo, “de velatorio”. Leo aún no tenía fuerzas para esbozar una sonrisa. Sin embargo, con la victoria de Nigeria (2-0) ante Islandia, ahora Argentina depende de sí misma ante los africanos y parece haber prendido la mecha de la ilusión.

0 Comentarios

Normas Mostrar