GOOGLE

Eloísa Díaz, la mujer pionera en la medicina chilena

Eloísa Díaz, la mujer pionera en la medicina chilena

Hace 152 años nació en Santiago la primera médica de Chile y Latinoamérica. Un logro clave para abrir el camino a otras mujeres en el Siglo XIX, y a la que hoy Google le rinde homenaje.

Un 25 de junio de 1866, hace 152 años, nació en Santiago Eloísa Díaz. Una de las mujeres más importantes en la historia de Chile al convertirse en la primera mujer médica del país y de Latinoamérica. Un hito que hoy es recordado por Google a través de su doodle. 

Pero Díaz no fue sólo una pionera. También se transformó en una bandera de lucha para las mujeres en una época donde la universidad era un espacio casi exclusivo para hombres, y en un campo como la medicina, donde sólo existían algunas especialistas en Inglaterra y Estados Unidos.

A Díaz no le importó. Desde pequeña creyó en sus capacidades y persiguió sus sueños, rebelándose ante ese adverso escenario. Lo hizo además en silencio, con su trabajo y los hechos, como los principales pilares para validarse y salir adelante en ese Chile tan cerrado, clasista, y que veía a la mujer en un papel secundario.

La vocación de la pequeña Eloísa comenzó a corta edad. Con tan sólo 15 años se graduó de bachiller ante un amplio público y una lista de exigentes examinadores. Y luego logró ingresar a la Escuela de Medicina de la Universidad de Chile, donde tuvo que asistir junto a su madre como parte de las reglas de la época.

Finalmente Díaz se graduó de Medicina en 1886, con la especialidad de Cirugía. Su tesis se lalmó Breves Breves observaciones sobre la aparición de la pubertad en la mujer chilena y las predisposiciones patológicas del sexo. Un logro que abrió las puertas para que otras mujeres pudieran inscribirse y entrar a medicina en el siglo XIX.

Luego de eso, Eloísa siguió aportando a la lucha por la igualdad a su modo. Se convirtió en la primera directora del Servicio Médico Escolar de Chile, donde impulsó normas como la obligatoriedad del desayuno escolar y la vacunación masiva. Al mismo tiempo, su ejemplo fue clave para abrir las puertas a las mujeres en otros países de Latinoamérica.

Eloísa Díaz siguió su incansable carrera hasta los 60 años, y falleció a los 84 años, en 1950, en el Hospital San Vicente de Pauls de Santiago. Hoy la recordamos.