COLO COLO

Los escenarios que pondrían a Mosa otra vez en la presidencia

El portomontino tendrá su primer intento este 6 de julio, aunque la opción más viable será en abril, cuando pueda sumar un tercer integrante al directorio.

A dos meses de haber sido sorprendido por la arremetida de Gabriel Ruiz-Tagle en la Junta de Accionistas de Blanco y Negro, Aníbal Mosa ya tiene claro los panoramas que le devolverían la presidencia antes de un año. Las fórmulas son varias, y comenzarán a concretarse desde este 6 de julio, cuando el empresario portomontino intente revocar el directorio.

La cita extraordinaria

El próximo viernes será su primer intento. Mosa logró que el directorio citara a una Junta de Accionistas a las 10:00 horas en Casa Alba para aprobar o rechazar su petición de cambiar todo el directorio antes del mandato.

Ambas posturas necesitan más del 50% de las acciones asistentes. Y esa tarea, para Mosa, es compleja pues en abril participó el 81,6% del total y él tiene menos del 38% (requeriría el 41% en un eventual caso que participen los mismos que la vez anterior).

Su única esperanza es el 18,4% que no votó en la Junta de abril o el siete por ciento que vendió Hernán Levy hace unas semanas. La adquisición de ese porcentaje no ha sido transparentado por la Bolsa de Santiago ni la Comisión para el Mercado Financiero, aunque en Macul creen que la compra fue del entorno de Gabriel Ruiz-Tagle para llegar con más respaldo de documentos el 6 de julio.

En la situación hipotética que Mosa lograra revocar el directorio, la propia Junta tendrá que elegir a los nuevos integrantes. Y ahí el portomontino ya estará en posición de recuperar el tercer director debido al aumento de un cinco por ciento que concretó en las últimas semanas.

El triunfo de abril 2019 y el rol del Club Social

Mosa necesitará al Club Social nuevamente para retomar el control.

Y en el escenario que el directorio se mantenga tras el 6 de julio, Mosa tendrá una nueva oportunidad en abril. Y ahí la victoria parece inevitable, pues su actual 34,28% es suficiente para tener un tercer director. "Además hay otra persona que compró un tres por ciento, y que votará por él. Entonces se acercará al 38% y no hay quién pueda quitarle el tercer director", explican cercanos al tema.

La última Junta de Accionistas exigió alrededor de 10,5% de votos a cada director para ser elegido. Con alrededor de un 32%, Mosa podría integrar nuevamente a Pablo Morales en la concesionaria. Al empresario le sobrarían acciones para concretar su jugada. Y en ese contexto tendrá que recurrir nuevamente al Club Social para que, con esos dos votos, logre nuevamente la presidencia.

Un acuerdo con la Corporación no sería algo lejano, considerando que en abril del 2017 ya lo logró, y que la relación del bloque de Leonidas Vial no es el mejor con los socios. "Vial le hace un daño tremendo a Colo Colo. Ha intentado que el club desaparezca", dijo hace unos días Fernando Monsalve a Pasión del Pueblo. La única traba para Mosa es que a fines de octubre el Club Social tendrá elección de nuevo directorio nacional.

El contexto descrito se podría, incluso, adelantar en caso que uno de los nueve directores renuncie antes de tiempo. Según los estatutos, esa situación obliga a conformar nuevamente el directorio. Y, tal como se explicó en los párrafos anteriores, Mosa ya estaría en ventaja.

0 Comentarios

Normas Mostrar