Fútbol Argentino

El drama de Larrondo: de millonaria figura a desechado

El nacionalizado chileno ha vivido un calvario por las lesiones. Llegó al club de por más de 3.5 millones de dólares y hoy entrena apartado del plantel.

El 22 de julio de 2016 fue un día inolvidable para Marcelo Larrondo. El atacante, que salió con polémica de Rosario Central, llegó al estadio Monumental de Ñúñez para ser presentado en River Plate. "Estoy muy contento, (...) tenía muchas propuestas para jugar y con mi representante tomamos la decisión más correcta, no veo la hora de ponerme a disposición del grupo y el cuerpo técnico", señalaba ilusionado a la página oficial del club argentino. Sin embargo, casi dos años después, la situación es absolutamente diferente.

Larrondo ha ido de desgracia en desgracia desde que llegó a River.  Un sinfín de lesiones -que ya son 10- lo fueron apartando del primer equipo y Marcelo Gallardo, DT de River Plate, no tuvo más remedio que buscar nuevas alternativas: Lucas Pratto, Rafael Santos, Ignacio Scocco e incluso Rodrigo Mora que se recuperó de una grave lesión, dejaron en un plano muy secundario al mendocino. Tan atrás quedó en la consideración que Gallardo no lo nominó para la gira del club que harán en Estados Unidos por la pretemporada. De esta forma el ciclo del delantero se resume en solo 14 partidos jugados y dos goles.

El argentino nacionalizado chileno llegó como estelar al cuadro Millonario. Compraron su pase por 3,5 millones de dólares tras su exitoso paso por Rosario Central, donde llegó a cuartos de final de Copa Libertadores en 2016. En la copa hizo uno de los 11 goles que marcó por los rosarinos. Sin embargo, su partida del 'Canalla' no estuvo exenta de polémica. Ante su inminente salida, los hinchas del club rosarino quemaron su camiseta porque presionó para irse a jugar por River Plate. Llegó al cuadro bonaerense en 2016, mismo año en que Juan Antonio Pizzi comenzó a interesarse en él para jugar en la 'Roja'. Las lesiones lo han acompañado toda su carrera, y la desgracia comenzó justo cuando el ex DT de la selección chilena buscaba su inclusión.

La última lesión que sufrió, que no le dejó jugar este año por River, fue una lumbalgia. Esta se suma a la larga lista de lesiones compuesta por un edema óseo, un par de artroscopías en la rodilla izquierda, un síndrome meniscal, un esguince de rodilla izquierda, un desgarro y sus molestias derivadas en el aductor derecho, una artroscopía en la rodilla derecha y una sinovitis en la misma rodilla.

Toda esta situación tiene a Larrondo en busca de un nuevo club. Según medios argentinos, el delantero podría llegar a Huracán donde dirige Gustavo Alfaro, que lo conoció cuando jugaba en Tigre. Sin embargo, su contrato sería pagado por partido disputado dado el miedo a que vuelva a lesionarse.

Así, por culpa de lesiones mal cuidadas, la promisoria carrera de Marcelo Larrondo terminó por truncarse de una forma inesperada. El delantero, que pudo haber jugado en la selección chilena, lejos está de sus mejores actuaciones, cuando aún jugaba en Italia por la Fiorentina, el Robur Siena y el Torino. 

0 Comentarios

Normas Mostrar