Competición
  • Premier League
Premier League

MUNDIAL

El Mundial en el que cambió todo: VAR, cuarto cambio...

El Mundial que lo cambió todo: penaltis, VAR, sorpresas...

Diario As

Por primera vez, se pudo hacer un cuarto cambio en la prórroga. Fue el campeonato con más penaltis de la historia, quizás el último con 32 selecciones...

Tras un mes y un día de campeonato, el Mundial de Rusia 2018 ha llegado a su fin. El triunfo de Francia ya es parte de la historia, pero esta Copa del Mundo quedará en el recuerdo por múltiples razones: la implantación del VAR, las sorpresas, los penaltis, el cuarto cambio en la prórroga...

El VAR pone justicia en el fútbol

La implantación del VAR suscitó un amplio compendio de dudas entre los aficionados: qué jugadas revisaría, cuánto tiempo se perdería... Semanas después, la impresión generalizada del videoarbitraje había cambiado por completo. Gran parte de responsabilidad tiene la FIFA, que se encargó de explicar a todas y cada una de las selecciones el funcionamiento preciso del nuevo sistema. También los propios equipos que hicieron los deberes antes de tiempo y afrontaron el campeonato con una tanda de exámenes pendientes, pero una matrícula de honor ya asegurada: las condiciones del polémico VAR.

A día de hoy, se puede decir que el VAR ha sido todo un éxito, aunque todavía tiene críticos como es el caso de Iker Casillas. En 64 encuentros, se han señalado un total de diez penaltis tras revisarlos en la pantalla. Pedro Martín, en su cuenta de Twitter, ha recopilado el tiempo total perdido entre que se comete la falta y se efectúa el lanzamiento y, aunque aún hay mucho por mejorar, el resultado se puede considerar satisfactorio. 

En la final se perdió 4'20'', la cifra más alta. El colegiado más veloz fue Enrique Cáceres: en tan solo 1'35'' señaló penalti a favor de Egipto en su duelo ante Rusia. De media, algo más de tres minutos. Eso sí, los descuentos correspondieron al tiempo perdido.

El Mundial de las sorpresas

El primer varapalo de este Mundial se lo llevó la selección de Alemania. Los de Löw cayeron en la primera jornada ante México, pero el triunfo 'in extremis' ante Suecia les hizo soñar con revalidar campeonato. Sin embargo, la derrota ante Corea les dejó fuera de la Copa del Mundo. No solo eso, además como última clasificada del Grupo F...

Tampoco puede presumir de campeonato España, a pesar de haber logrado el premio Fair Play de la FIFA. Los de Hierro ilusionaron al país tras empatar ante Portugal, pero mostrar un juego vistoso y con gol. Nada más lejos de la realidad, dos flojos partidos frente a Irán (0-1) y Marruecos (2-2) hicieron saltar todas las alarmas. Finalmente, batacazo en los penaltis ante una Rusia que resistió con fuerza los intentos españoles.

Brasil llegó a Rusia como una de las máximas candidatas a levantar el título. Lo confirmó en la fase de grupos, aún con el empate ante Suiza y el sufrimiento ante Costa Rica. En octavos, derrocó a la ilusionada selección de México, pero, en cuartos, sucumbió ante la magnífica táctica de la Bélgica de Roberto Martínez.

Que Argentina cayese ante Francia no puede considerarse como una sorpresa mayúscula, pero sí las formas. La Albiceleste logró milagrosamente la clasificación en la última jornada, con el triunfo ante Nigeria y la derrota de Islandia. Eso sí, los 'resbalones' del primer y segundo partido llevaron a los de Sampaoli a ser segundos de grupos y medirse, por tanto, en octavos ante los galos. 4-3 y Messi con una oportunidad menos de coronarse como campeón.

El hecho que existan varapalos de este calibre supone, como es lógico, que selecciones de un perfil supuestamente inferior hayan impactado al planeta fútbol. Es el caso de Inglaterra, Bélgica, Suecia, Rusia, Uruguay y, sobre todo, Croacia. Con Modric y Rakitic comandando el fútbol ofensivo, los de Dalic han puesto todo su corazón en lograr una proeza histórica. Sin embargo, no pudieron completar su gesta y cayeron ante la maquinaria francesa.

El cuarto cambio de la prórroga

El pasado 5 de marzo la International Board aprobó que en los tiempos extra se pudiera hacer una cuarta sustitución. Días después, el Consejo de la FIFA lo ratificó. Tras dos años de pruebas en campeonatos como el Mundialito de Clubes, la Copa Confederaciones o los Juegos Olímpicos, se determinó que, por la salud de los futbolistas, se implantara esta nueva medida.

Dicho y hecho, los seleccionadores han aprovechado esta circunstancia para meter jugadores de refresco en la prórroga, hasta el punto de ver tiempos extras con más cambios que en los noventa minutos reglamentarios. Lo estrenó Cherchesov, que dio entrada a Erokhin, dando relevo a Kuzyayev en el triunfo de Rusia ante España en los penaltis.

De penalti en penalti

Un total de 29 penas máximas se han señalado en este Mundial. Una media de 0,45 penaltis por partido, en lo que ha sido el torneo con más infracciones dentro del área de toda la historia. El dato es aún más llamativo si se enfoca de otra forma: en 36 partidos ya se habían señalado 19 y, por tanto, ya se había superado el récord.

Una vez en las eliminatorias, los equipos, ante las estadísticas de los grupos, tuvieron más precaución a la hora de contactar con el rival dentro del área. En los 28 partidos restantes, se pitaron otros 10. La media sigue siendo alta, pero, desde luego, inferior al baile de la primera fase.

¿Último Mundial con 32 selecciones?

La Conmebol, en su último congreso celebrado en Buenos Aires a mediados del pasado mes de abril, presentó un proyecto para ampliar el número de selecciones participantes en la Copa del Mundo: de 32 a 48. Infantino no fue claro en su respuesta: "Hasta hoy los preparativos en Qatar son para un Mundial de 32 selecciones pero ya lo hemos empezado a hablar y vamos a ver qué podemos hacer". Eso sí, un mes después lo aclaró: "No se hará en 2022 si Qatar se niega".

Queda esperar para comprobar si ese intento de la Conmebol se queda en el olvido o no. Por ahora, el presidente de la FIFA no parece disgustado por lo que ha sido su primer campeonato al cargo. "No soy objetivo, pero para mí es el mejor Mundial de la historia", declaró tras la final a Mediaset.

Seguridad impecable

Una de las grandes preocupaciones del Mundial era el fenómeno 'hooligan'; los ultras; la violencia en los estadios; incluso un posible atentado del Estado Islámico, que amenazó a Cristiano, Messi o Marco Asensio... Sin embargo, no se le puede poner un pero al trabajo de los cuerpos de seguridad rusos, que han garantizado que las únicas noticias se queden en el terreno de juego. De hecho, hasta la aparición de cuatro espontáneos sobre el césped de la final, no ha habido ni un solo altercado reseñable.

0 Comentarios

Normas Mostrar