Competición
  • Premier League
Premier League

FRANCIA

Rami hizo una locura y temió ser echado de la concentración

Rami hizo una locura y temió ser echado de la concentración

JEWEL SAMAD

AFP

En el festejo tras vencer a Argentina, el zaguero, quien no disputó ni un minuto en Rusia, abrió un extintor y el hotel de los galos debió ser evacuado.

El zaguero Adil Rami se proclamó campeón del Mundo sin haber disputado un solo minuto, pero fue pieza clave en el ambiente del camarín de Francia. Sobre todo por el collar de Koh-Lanta que ha paseado por Rusia, y que tanta suerte le dio al equipo.

Sin embargo, su paso por la selección gala estuvo a punto de terminar antes de tiempo, por culpa de un extintor y su impulsividad. En la noche del 30 de junio, horas después de derrotar a Argentina en los octavos de final, el defensa francés se encontraba en su habitación jugando al famoso videojuego Fortnite, mientras sus compañeros celebraban el triunfo por los pasillos del hotel. Intentaban entrar a las habitaciones de los futbolistas que no tenían ganas de fiesta y cuando asomaron a la de Rami se produjo el caos.

“Me puse los audífonos y empecé a jugar al Fortnite en mi habitación. En los pasillos cantaban y llamaban a las puertas para después entrar y dar la vuelta a los colchones. Sentí que venían hacia mi habitación y vi un extintor cerca”, contó el jugador del Olympique de Marsella.

Se sintió por un momento un bombero y ahuyentó a sus compañeros. Una mala idea que terminó con toda la delegación francesa fuera del hotel. “Abrí la puerta, Mendy la bloqueó con el pie y llamó al resto. Me fui directo al extintor, arranqué la llave de seguridad y fui hacia ellos. Todo quedó envuelto en una nube de humo espeso y blanco y fue cuando me di cuenta de la dimensión del problema. Pensé que me iban a despedir. Fue una locura. Empezamos a correr y llegó la seguridad y nos pidió que desalojáramos el hotel porque el humo era tóxico”.

Al final los huéspedes y empleados del hotel tuvieron que salir a la calle en mitad de la noche hasta que el polvo del extintor bajó al suelo. Deschamps descendió hasta la calle en pijama y ahí fue cuando Rami se temió lo peor. “Todos salieron del hotel. Hasta los trabajadores. Deschamps también bajó en pijama. Ahí fue cuando dije: ‘ah, mierda’. Y cuando vi llegar a la policía y los bomberos pensé: ‘estoy muerto’”, sentenció.

0 Comentarios

Normas Mostrar