¿Dónde calza Vidal en el equipo de Messi?

Si no pasa nada excepcional, Arturo Vidal será el último fichaje del Barcelona con miras a la temporada que se avecina en España y Europa. La posible llegada de Paul Pogba, quien al parecer fue una opción real hace unos días cuando el traspaso del chileno al Inter de Milán se daba por hecho, tiene más aspecto de "volador de luces" que de fichaje con opciones serias de concretarse.

La hipotética incorporación del campeón del mundo con Francia en Rusia 2018 no sería mala para Vidal. En la Juventus, ambos conformaron una dupla de volantes interiores de enorme calidad en el contexto del sistema táctico 1-3-3-2-2 que empleaba el cuadro de Turín.

Con el plantel catalán cerrado, la duda surge de inmediato: ¿dónde encajará el chileno en el mediocampo blaugrana? Durante la temporada pasada, la del estreno del técnico Ernesto Valverde tras reemplazar a Luis Enrique, el Barcelona osciló entre tres suborganizaciones tácticas en la mitad de la cancha para la conexión con el ataque.

El DT mantuvo el dispositivo clásico con un volante central, dos interiores y un tridente en ofensiva (1-2-3), aunque también fueron usuales una línea de cuatro mediocampistas apoyando a dos delanteros (4-2) y el ultra utilizado subesquema 2-3-1, con un doble '6', un enlace o mediapunta y dos extremos, detrás de un único centroatacante.  

Vidal es fuego, pasión y torrente de energía, por lo que es improbable que Valverde lo utilice en el puesto de volante central único. Sergio Busquets -cauto, prudente, cerebral y tranquilo- ha hecho escuela en esa posición y quien lo reemplaza debe cuadrarse con tales atributos. Por eso fue Ivan Rakitic el sustituto en su momento, debido a la coincidencia entre ambos, aunque el croata exhibe más inquietud y recorrido en la cancha. Es un '8' que puede jugar  como un '6'. 

En algún instante Pep Guardiola colocó al chileno como solitario mediocampista central en el Bayern Munich. Cumplió a cabalidad, pero fue exclusivamente en la Bundesliga. En la Champions League lo alineó en el rol de volante mixto o interior.

Tras ese magíster en el puesto bajo la tutela de unos de los grandes técnicos del mundo, Vidal sí podría ser el segundo '6' de los blaugranas (en los esquemas 1-4-4-2 ó 1-4-2-3-1) con libertad para tocar y pasar, aparecer en el área por sorpresa para finalizar la maniobra colectiva o probar de media distancia con su potente disparo. En la otra faceta, la defensiva, sin ataduras para salir a 'romper' durante la construcción rival y con tiempo y espacio para seguir el balón a campo traviesa si su recuperación es inminente. 

La otra fórmula para la presencia del mediocampista nacional en la titularidad del Barça es coincidente con lo que hacía en el Bayern, donde normalmente actuó de volante interior derecho o izquierdo. Con la espalda bien protegida por el '6' del equipo (que debería ser Busquets ), el chileno se siente a sus anchas para ir y venir, luchar por la recuperación pronta del balón y con igual ímpetu involucrarse en la gestación de juego ofensivo. 

La última palabra la tiene Valverde. Del entrenador barcelonista depende el puesto y la función que Vidal tendrá junto a su nuevo compañero, Lionel Messi, figura colosal en el equipo donde ha recalado -en buena hora- el chileno. 

0 Comentarios

Normas Mostrar