BALONCESTO

La renovada y sorpresiva forma física de Shaquille O'Neal

El ex jugador de la NBA, muy activo en su faceta como Dj, está recuperando la figura gracias a la alimentación y a su rutina de entrenamiento.

Actualizado a
El ex jugador de la NBA, Shaquille O`Neal, se ha puesto en forma.

Algunos pueden decir, y no les faltará razón, que está mejor que cuando jugaba. Uno de los pivots más dominantes de la historia del baloncesto, con una notable capacidad para reinventarse, está viviendo una segunda juventud a sus 46 años. Con 216 centímetros y unos 130 kilos de peso, el ex jugador de Orlando Magic, Los Ángeles Lakers, Miami, Phoenix Suns, Cleveland y Boston Celtics, está como pocas veces le hemos visto en los últimos años y en algunos durante su carrera.

Puede que haya sido su faceta de Dj (aka Dj Diesel) la que le ha impulsado a mantenerse en forma para estar altura durante sus actuaciones o simplemente una mayor conciencia sobre la necesidad de cuidarse, pero lo cierto es que el poseedor de cuatro anillos de campeón de la NBA se ha tomado muy en serio su preparación y ahora luce una figura más estilizada y definida.

Dieta y entrenamiento

En 2017 ya comentó en una entrevista con la revista People, no sin ciertas dosis de ese humor que le caracteriza, que su objetivo era “poder quitarse la camiseta una última vez en Instagram”. “Quiero enseñar mi six-pack –en alusión a sus abdominales- y estoy cerca. Ahora tengo un four-pack por lo que probablemente pronto podré quitarme la camiseta”, añadía el integrante del Hall of Fame, que además compartía su secreto.

“Como mucho pollo, mucho pescado y muchas ensaladas. Hago seis pequeñas comidas al día porque estoy entrenando todos los días. Primero suelo hacer una media hora de cardio y después hago entrenamiento de fuerza levantando pesas”, aseguraba Shaq. que en la actualidad está bajo la tutela de Rashid ‘Roc’ Shabazz, ex culturista y entrenador personal.

Y a tenor de lo que comparte en sus perfiles sociales, el entrenamiento está funcionando porque Shaquille O´Neal se ha quitado finalmente la camiseta para mostrar al mundo que iba en serio. Puede que no sea el six-pack más espectacular ni la musculatura más definida, pero no se puede negar que está fuerte. Muy fuerte.