Competición
  • Bundesliga
  • LaLiga Santander
LaLiga Santander

El error de Paulo Garcés

Antofagasta desperdició una gran oportunidad de quedar a tan solo dos puntos de Universidad Católica en la parte alta de la tabla de posiciones. Los nortinos vencían por 1-0 a San Luis en Quillota, pero cedieron el triunfo a los 75 minutos en un tiro libre de Boris Sagredo, que al arquero Paulo Garcés se le escapó de las manos.

El encuentro fue dirigido en el Estadio Lucio Fariña por Roberto Tobar, el mejor árbitro del fútbol chileno por su esfuerzo permanente de darle continuidad al juego, desatendiendo las simulaciones que a veces campean en el torneo chileno. Sin embargo, en esta pasada, el juez se equivocó.

Garcés salió a 'cortar' el centro en forma precisa, elevándose más que el resto y con la pierna derecha ligeramente extendida hacia adelante como forma de protección. Había ganado la posición en el aire y, con el espacio conquistado, fue embestido a destiempo y con foul por el zaguero Daniel Vicencio, lo que provocó que soltara el balón. 

En la transmisión del CDF, las imágenes de la cámara situada tras el arco norte fueron decidoras. Antes de llegar a colisionar con Garcés, el defensor de San Luis solo fija su mirada en el arquero, perdiendo absolutamente de vista la pelota y lo impacta en la pierna derecha, sin siquiera un atisbo de intentar cabecear el envío. El nortino se desequilibra en el aire y pierde el control del balón, el cual finalmente ingresa a la portería de Antofagasta.

Tal vez, la presencia de Juan Abarca en la acción hizo caer en el error a Tobar. El otro zaguero quillotano sí se involucra reglamentariamente en la disputa del balón y, como consecuencia de ello, choca con Garcés. Sigue siempre con la mirada la pelota, incluso intenta conectar de cabeza el tiro libre de Sagredo. La colisión con el arquero es efecto de su intención de jugar el balón, en una disputa plenamente futbolística. Abarca no cometió falta, pero sí lo hizo Vicencio. El árbitro debió sancionar esa infracción.

En la jugada, a Garcés se le puede cuestionar su interés por atrapar la pelota y no intentar un despeje de puños. El guardameta nortino optó por una maniobra de mayor contenido estético y también de reafirmación de su autoconfianza, altísima seguramente en vista de la excelente campaña del cuadro nortino. Solo el cierre del campeonato y la ubicación final de Antofagasta en la tabla de posiciones establecerán el real impacto de la decisión tomada por Garcés -en orden a retener el balón y no reventarlo- en ese momento crucial del partido.

Algunos ya ponen en tela de juicio su continuidad como titular en Antofagasta. ¡Una locura! El hombre ha sido pieza clave en la buena campaña nortina. Sacó adelante momentos de partidos en los que los pumas fueron claramente superados. A veces queda la sensación de que, en el análisis, el más aniñado, 'choro' y bravucón sabe más de fútbol.

El error de Garcés consistió en intentar quedarse con el balón, aunque el arquero actuó en una línea de respeto con el estilo pulcro que intenta desarrollar el DT Gerardo Ameli. Jugar así implica riesgos y hay que asumirlos, incluso cuando signifique sacrificar un triunfo que parecía en el bolsillo. 

0 Comentarios

Normas Mostrar