México - Chile

Las visitas previas de los chilenos a Querétaro

La Corregidora

MexEstadios

Nunca antes la Roja jugó en Querétaro contra el Tri, pero sí lo hizo Universidad de Chile. Hubo, además, una serie de Copa Davis recordada por un papelón de Marcelo Ríos.

El estadio La Corregidora de Querétaro se construyó para la Copa del Mundo de 1986. Y 42 días antes del inicio de la competencia, Universidad de Chile fue sparring de la selección mexicana, en un amistoso que la prensa local catalogó como "un desastre" y "un bostezo".

La U enfrentó a casi la misma formación mexicana que derrotó un mes después a Bélgica en el debut en el Mundial, salvo el portero Olaf Heredia, que reemplazó a Pablo Larios. Los azules sorprendieron al colocarse en ventaja a los 20 minutos, gracias a un cabezazo del capitán Patricio Reyes.

Luis Flores anotó un doblete a los 36' y 40', el segundo tras un grueso error del portero Jaime Tejeda. Cuatro minutos más tarde, el bigotudo delantero del Tri se fue a las manos con Luis Rodríguez. Ambos fueron expulsados y el segundo tiempo fue... un bostezo.

Para la anécdota queda que Manuel Pellegrini, actual entrenador del West Ham United, jugó como defensor central aquella tarde, y el juvenil Carlos Poblete tuvo su vitrina para fichar semanas más tarde por el Puebla.

Copa Davis y el papelón de Ríos

Entre el 12 al 14 de julio de 2002, México y Chile se midieron por la Zona 1 Americana de Copa Davis, en la pista indoor instalada en el auditorio Josefa Ortiz de Domínguez de Querétaro. El duelo se definió en el quinto punto a favor de Chile, en una serie que más se recuerda por el papelón de Marcelo Ríos antes que por ser una proeza deportiva.

Ríos venía de ser número uno del mundo cuatro años antes y tras los partidos del viernes, donde Chile estaba 2-0 en ventaja, ninguneó al tenista mexicano Alejandro Hernández. "No sé quién es, no lo conozco, no le he visto en el circuito", dijo con tono provocativo.

México ganó el doble con la pareja de Bruno Echagaray y Santiago González. Y el domingo, a primera hora, el motivado Hernández logró el mejor triunfo de su carrera al vencer a Ríos, por 7-6(5), 3-6, 2-6, 6-0, 6-2. Con la cuenta igualada 2-2, Nicolás Massú venció a Marcelo Amador y cerró la serie.

Para la anécdota quedan las rabietas de Massú en el quinto punto cuando el público lo desconcentraba cantando "Cielito lindo"; la rueda de prensa de Hernández maltratando a Ríos y la primera convocatoria copera del actual número uno de dobles chileno, Julio Peralta, quien se lesionó un día antes del enfrentamiento.

0 Comentarios

Normas Mostrar