MÁS DEPORTE

Chile baja proyecto clave en lucha antidopaje en Sudamérica

Chile baja proyecto clave en lucha antidopaje en Sudamérica

DRAGOMIR YANKOVIC/PHOTOSPORT

El gobierno no continuará con la acreditación de un laboratorio nacional en la Agencia Mundial Antidopaje (AMA). Pablo Squella, ex ministro, y la AMA lo lamentan.

"Entiendo que se toman 1.300 muestras antidopaje en el año, y que se mandan a laboratorios acreditados de distintos países. Yo me hago al pregunta: ¿por qué no Chile?". Esa fue la interrogante que el diputado Pablo Prieto le planteó a la ministra Pauline Kantor en la última Comisión de Deportes de la Cámara de Diputados. Esa es la misma pregunta que se hicieron en el Ministerio del Deporte en 2015, cuando las autoridades iniciaron en la Agencia Mundial Antidopaje (AMA) un proceso para acreditar un laboratorio chileno, varios años antes de los Panamericanos 2023 y con la idea de transformar al país en un centro de tomas de muestras de orina y sangre en Sudamérica. El proyecto se estancó y pronto llegará a su fin, tras decisión del actual gobierno.

La historia comenzó a fines del 2014, cuando integrantes de la Comisión Nacional de Control de Dopaje (CNCD) asistieron a un seminario de AMA en Buenos Aires. Argentina, que era candidato a acreditar un laboratorio, desechó su opción, lo que le abrió un cupo a Chile. La ministra de ese entonces, Natalia Riffo, firmó como aval unos meses después para que el laboratorio de análisis antidoping de la Universidad de Chile comenzará el procedimiento. Y así fue: adquirieron maquinas, contrataron personal, elaboraron un plan para reformar la arquitectura del lugar y el IND envió a personas a capacitarse a La Habana.

La idea tenía tres objetivos. Primero, ahorrarse el costo de todas las muestras que se realizan al año y que se envían a otros lugares del mundo. "Además, se hubiesen podido hacer más continuamente porque la demora en el traslado provoca que no se hagan tantas", explica Iván Herrera, ex presidente de la CNCD. Segundo, tener un laboratorio en el país durante los Panamericanos 2023, tal como ocurrió en México (Guadalajara 2011) o en Canadá (Toronto 2015), para tener los resultados durante el día. Y tercero, crear un plan de negocios para asumir las muestras de Sudamérica, considerando que el laboratorio de Colombia está suspendido y que el de Brasil recibe casi solo muestras de competencias internas. Esos son los únicos dos que existen en esta parte del continente.

AMA se refiere a la baja de Chile

María José Pesce, directora en América Latina de la Agencia Mundial Antidopaje, lamemta la situación, como lo confirma en conversación con AS Chile: "Era una inversión que iba a servir para Chile, para los Juegos Panamericanos, pero también iba a ser un legado de los Panamericanos para el sistema antidopaje en la región. Pero es una decisión del Gobierno y espero que vengan otras oportunidades, tal vez en otros países", apunta. "Ellos querían que Chile se acreditara, porque les da confianza", agrega otras de las fuentes de este artículo.

AMA no ha tenido información formal, por escrito, de parte del Ministerio del Deporte sobre la situación. Pesce, eso sí, asegura estar enterada del tema por conversaciones informales. El plazo final para dar una respuesta es el 31 de diciembre.

El subsecretario Kael Becerra lo anunció en la propia Comisión de Deportes. Y así lo justificó: "¿Por qué no hacer un laboratorio en Chile? Eso se contempló en algún minuto. El costo es sobre tres millones de dólares y cuando hicimos el estudio de los Panamericanos y el compromiso país, vimos que el costo era muy alto versus lo que cuesta enviar esas muestras en otros países, donde la capacidad ya está instalada. Una muestra que viaje en avión no es un costo significativo comparado con esta inversión gigante", fue la respuesta al diputado Prieto, con la ministra Kantor a su lado.

El ex ministro Pablo Squella cuestiona la decisión: "Es lamentable. Trabajamos tres años por la acreditación, pero claramente ahora hay otras prioridades. Mal por la lucha antidopaje en nuestro país", dijo a AS Chile. El ex atleta actualmente trabaja en el Velódromo de Peñalolén.

¿Cuál será la solución en los Panamericanos 2023?

Existen dos caminos. Que las muestres se envíen a otro país o contratar a un laboratorio extranjero para que se instale en Chile. Lo segundo "tendría un gasto estimado de 6 millones de dólares", explican expertos. Eso, de acuerdo al monto mencionado por Becerra, saldría más caro que la acreditación de un laboratorio chileno. Lo primero es más viable, pero depende de la aprobación de Panam Sports (Ex Odepa) porque los resultados tardarían más horas en estar disponibles. Así ocurrirá en Lima 2019, donde se estableció que el tiempo límite será de 36 horas para las alrededor de 170 muestras diarias. Aún no define a qué laboratorio las enviarán.

¿Y eso cuánto cuesta? Bernardo Chernilo, presidente de la Comisión Médica de Panam Sports, entrega un estimado: "Dependiendo del laboratorio que se tome, será el costo del courier. Es muy difícil decir cuánto va a costar. Pero, por ejemplo, un laboratorio te puede cobrar $300.000 o $400.000 por muestra. Y a eso se suma el courier. Seguramente en Río saldría más barato", explicó a AS.

Otras fuentes ligadas a la investigación critican una medida así: "Si alguien clasifica a una semifinal y está dopado, se conocerá después, cuando ya hayan dejado a otra persona fuera. No tiene sentido en un evento tan grande como unos Panamericanos. Es verdad que un laboratorio no es un negocio, pero contribuye a dar una señal clara contra el dopaje. No hay parangón entre la inversión económica que representaba contar con un laboratorio acreditado versus los beneficios para la cultura y educación antidopaje".

Cristián Camargo, director del Laboratorio Antidoping de Universidad de Chile, se negó a hablar en este artículo.

0 Comentarios

Normas Mostrar