El nuevo puesto de Alexis

Fue el hecho más llamativo en la Roja durante el entrenamiento de este miércoles en Juan Pinto Durán. Parecía un día más de prácticas para los partidos amistosos contra Costa Rica y Honduras, pero Reinaldo Rueda sorprendió: en un primer atisbo de formación, el colombiano alineó a Alexis Sánchez como volante ofensivo, de '10'.

Toda una novedad. No hay recuerdos del delantero del Manchester United actuando explícitamente en la Selección detrás de la línea ofensiva con la tarea de abastecer de juego a los atacantes.

La memoria lleva a la época de Claudio Borghi al mando de la Roja para hallar algo más o menos parecido. Alexis se retrasaba, incluso hasta la altura de los volantes centrales, para entrar en contacto con el balón y desde allí generar fútbol con habilitaciones largas. Sin embargo, era una función marginal entre las responsabilidades macro que tenía el tocopillano.

Los atributos futbolísticos de Sánchez lo facultan para poder cumplir, sin grandes dificultades, con la labor de '10'. Entonces, la tentación de hacerlo jugar en el puesto es gigante para los entrenadores. Se siente a sus anchas recibiendo el balón de espalda hacia el arco rival para girar y lanzarse en búsqueda de la portería. No es un goleador nato, es más que todo un asistidor. Posee un disparo respetable desde fuera del área.   

José Mourinho fue uno de los que no se resistió a esta tentación. El chileno debutó en la Premier League con la camiseta del United ante el Tottenham, en el Estadio Wembley. Fue una derrota por 2-0 y, después del entretiempo, el DT portugués armó el bloque ofensivo con Alexis de enlace, detrás de Jesse Lingard, Romelu Lukaku y Anthony Martial. Aunque la variante táctica solo duró 45 minutos, el hecho no pasó inadvertido ese 31 de enero pasado.

Después del formidable Matías Fernández en la era de Marcelo Bielsa, Jorge Valdivia dejó otro recuerdo imperecedero en el puesto de '10' en la Selección. Con el Mago, en el sistema 1-4-3-1-2 de Jorge Sampaoli lo realmente trascendente en materia de generación de ataque pasaba por el colocolino. Fue el 'rey' del pase de profundidad ofensiva, a la espalda de la defensa rival, para conectarse con Eduardo Vargas y el propio Sánchez en el título de la Copa América de 2015.

Después, Juan Antonio Pizzi suprimió el puesto de volante ofensivo para agregar un tercer delantero. Chile jugó con dos '8', que fueron Charles Aránguiz y Arturo Vidal, y el '6' continuó siendo Marcelo Díaz. La variante también resultó: con un juego de buena calidad, la Roja obtuvo el bicampeonato de América superando a Argentina, en Estados Unidos.

En su ciclo, Rueda ha dado señales de mantener esta subestructura en el mediocampo. Arriba, jamás renunció a los extremos y al centrodelantero, condicionando a organizar el equipo en todo momento con tres hombres en la zona de volantes. Por ímpetu, Vidal ha dado visos de asumir la labor de '10', pero claramente no es lo suyo, pues la esencia del puesto es el pase-gol. Y el jugador del Barcelona, lanzado en ataque, ante todo busca anotar.

No parece casual que el DT colombiano haya probado con Alexis en la posición de mediocampista ofensivo. En el United, Mourinho lo ha paseado por los tres puestos de la delantera y no ha logrado que repunte en su rendimiento. Tal vez, el entrenador de la Roja piensa que en un nuevo sector de la cancha, con otro panorama de cara al arco rival, el tocopillano empiece a mejorar su performance, lo que sería un buen suceso pensando en la Copa América del próximo año en Brasil.

0 Comentarios

Normas Mostrar