Competición
  • Champions League

MOTOCICLISMO

Pablo Quintanilla: “El deseo que tengo es ganar el Dakar”

El piloto chileno del equipo Husqvarna adelantó detalles de su participación en la carrera que se llevará a cabo en enero íntegramente en Perú.

Pablo Quintanilla disfruta sus últimas semanas en Chile, antes de partir a disputar la edición del Dakar 2019 con el equipo Husqvarna. El piloto nacional regresó hace poco del último entrenamiento que tuvieron como escudería en Dubhai, mentalizado en realizar un buen papel.

Con una presentación off road a cargo de Mahindra, en la dunas de Ritoque, Quintanilla entregó detalles de su preparación para la cita que se correrá íntegramente en el desierto peruano.

"Ha sido una preparación intensa y un poco diferente a la del año pasado. Con la experiencia uno va mejorando estas formas de trabajo, así que hemos hecho algunos cambios en la previa con los que me he sentido muy bien, cómodo arriba de la moto", comentó el deportista.

"Las metas de cumplir sueños personales o las expectativas son mucho más altas que las exigencias del equipo, factores que son importantes a la hora de enfrentar una carrera como el Dakar", agregó el piloto nacional, principal candidato chileno en la categoría motos.

-¿Cómo analiza este Dakar que se correrá sólo en Perú y con muchas dunas?
-Será una carrera algo diferente, una más corta, pero no menos difícil. Será mucho más intensa, por lo que física y sicológicamente el desgaste va a ser mayor. El hecho de estar corriendo, de manejar en arena, uno gasta más energía.

-¿Qué aumenta la dificultad?
-El tratar de ir identificando donde están las dunas cortadas, donde están las profundidades, el cansancio sicológico es mucho más alto, a lo que se suma el amplio abanico de pilotos con posibilidades de ganar la carrera.

-¿Qué motiva esa competencia?
-Hoy podemos decir que el Dakar tiene el nivel competitivo más alto en mucho tiempo en motos. Hay cinco fábricas importantes a nivel mundial con entre tres y cinco pilotos capaces de ganar la carrera. Va a estar entretenido, va a ser un gran desafío, y personalmente es algo que espero con muchas ganas.

-En su momento en las motos el objetivo no es otro que ganar…
-Sí, obviamente. Es el deseo y el objetivo que tengo, para el que me ido preparando hace mucho tiempo es ganar el Dakar. Quiero disfrutar este momento, el camino de preparación y hacerlo también dentro de la carrera.

-¿Cómo maneja la presión de ser uno de los favoritos para ganar el Dakar?
-Es de hecho una presión. Al ser uno de los pilotos buenos hay siempre otros que te quieren ganar. Eres un ejemplo también, para otros pilotos, los niños, la juventud. Pero las ganas de cumplir metas son mucho más grandes que la presión, es mi trabajo, y es profesional. Es una exigencia con la que uno aprende a vivir con el tiempo.

-¿Qué diferencias tiene la moto de Husqvarna que utilizará esta temporada?
-Es el mismo modelo de la moto, al que le hicimos algunos cambios en la electrónica y la suspensión pensando en la arena blanda de Perú. Hemos trabajando un setting mucho más duro que el año pasado, que nos permite atacar con mucho más agresividad las dunas, saltar mucho más. El último cambio en la suspensión la hicimos la semana pasada y me acomodó bastante.

-¿Le ilusiona que este sea el último Dakar sin Chile en el recorrido?
-Esperamos todos que vuelva el Dakar a Chile, pero tampoco me quiero hacer ilusiones. El año pasado dijeron lo mismo, y a la última (hora) dijeron que no. Me gustaría correr acá con mi gente, representar a mi país acá, sería un sueño, y una tremenda oportunidad también para ganarlo.