Competición
  • Premier League
Premier League

Tenis

Interclubes, la otra forma de ganarse la vida con el tenis

Jugadores de todos los niveles del mundo disputan esta verdadera liga del tenis. En algunos países, solo por jugar, está garantizado ganar más de mil euros. Dos chilenos describen la interna a AS.

Christian Garín (85°) sorprendió durante la semana pasada al jugar la Primera División de Interclubes en Argentina. El número dos de Chile defendió a Harrods Gath & Chaves, club que llegó a semifinales del torneo que ganó Ferro Carril Oeste. Pero, ¿qué es un Interclubes? 

"Funciona igual que una liga de fútbol. Es el mismo concepto, se hacen equipos, se juegan seis singles y tres dobles, todo en un día, generalmente los domingos, aunque en cada país es diferente", señala a AS Chile Hans Podlipnik, doblista nacional e integrante del equipo chileno de Copa Davis

El ranking es clave a la hora de cobrar. "Un jugador que está 300 del mundo puede cobrar 1.200 euros en un día. Con eso te puedes costear los torneos siguientes", agrega. 

"Es una tremenda experiencia. Tener la posibilidad de autofinanciar mi carrera fue muy bueno. Yo lo recomiendo a todos los jugadores que tengan la posibilidad de hacerlo", dice. 

La modalidad es muy popular en Europa, sobre todo en los países grandes del Viejo Continente. Podlipnik jugó en ocho países durante un año. Alemania, Francia, Suiza, Austria e Italia fueron algunos de ellos. Si bien el dinero es bastante, para H-Pod jugar estos torneos tiene su aspecto negativo. 

"Es muy desgastante. Uno pierde con los jugadores que tienen auspiciadores y que no tienen la necesidad de jugarlos. Hay que elegir bien los Interclubes porque en ciertos países las fechas se topan. A mí me tocó jugar jugar un día viernes en Austria, el sábado en Luxemburgo y el domingo en Berlín, entonces manejaba de noche y jugaba de día. Es un sacrificio bien grande, pero te da el dinero para poder jugar". 

Guillermo Rivera, ex 271 ATP, tiene una opinión muy similar. "Es una opción muy buena. A veces en un fin de semana me ganaba todo lo que no iba a ganar en un torneo. En mi caso me pagaban el pasaje a Europa, el alojamiento y las comidas mientras estaba en competencia", expresa. 

A diferencia de Podlipnik, Rivera jugaba en un solo club. "Era en Hessen, en la zona de Frankfurt (Alemania). Una liga de nueve equipos y en la que se juega por el prestigio, por permanecer en esa élite. Yo negociaba por singles y dobles más un bono por partido ganado en singles, aunque todo es muy flexible. Cada club sigue un patrón, pero se puede negociar".  

Los Top 100 no están ajenos a esta realidad. Jugadores como Richard Gasquet o Gäel Monfils disputan estos certámenes en ciertas partes de la temporada. Los Top 10 son la excepción, pero la inversión para los Top 20 hacia atrás es muchísimo más elevado. 

"A mí no me tocó jugar con un top, pero eso depende de cada club. A veces uno decidía poner todo el dinero por uno de los buenos, pero otros, estratégicamente, arman un equipo parejo de Top 200 y son todos competitivos", añade Rivera

Lo cierto es que la modalidad crece año a año y le permite a jugadores fuera del ATP Tour continuar su carrera en el tenis, situación que se haría imposible sin las 'ligas del tenis'.