Competición
  • Campeonato Brasileño Serie A
  • Champions League
  • Copa Libertadores
Campeonato Brasileño Serie A
Champions League
D. Zagreb D. Zagreb DZA

-

Rosenborg Rosenborg RSG

-

Olympiacos Olympiacos OLY

-

FC Krasnodar FC Krasnodar KRA

-

Young Boys Young Boys YB

-

E. Roja E. Roja ESR

-

Copa Libertadores

COLO COLO

La niñez oculta del refuerzo que soñaba con llegar a Colo Colo

Mucho antes de convertirse en refuerzo de Colo Colo, Juan Carlos Gaete era uno de los arqueros más destacados de las series menores del fútbol chileno. "Era como Jorge Campos", dice uno de sus primeros entrenadores.

Juan Carlos Gaete fue el primer refuerzo que presentó Colo Colo de cara al 2019. Su poder goleador y su gran velocidad en el ataque transformaron al ex futbolista de Cobresal en una pieza ideal para el esquema de Mario Salas. Sin embargo, 15 años atrás, el jugador había comenzado su carrera en una faceta muy distinta a la conocida hasta ahora. Su faceta como portero.

Gabriel Vera, uno de los formadores que tenía Deportes La Serena en su filial de La Pintana, lo reclutó para la Sub 8 tras una visita a su colegio. "Él siempre hacía goles. Sin embargo, había otro profesor que lo veía mucho mejor en el arco. Era hábil en ese puesto, así se quedó ahí. Fue el arquero titular, fijo en cada uno de los equipos que participó", cuenta Francisco Quiroz, otro de los entrenadores que tuvo Gaete en el cuadro granate.

"Él destacaba como arquero. No tenía mucha altura, pero tenía condiciones. Era una especie de Jorge Campos. Era bajito, pero jugaba bien con los pies. Salía jugando del área. Quizás la estatura le jugaba en contra porque los arcos eran grandes en esa época, no como ahora que son a la medida", agrega Quiroz, quien recuerda con nostalgia a los dirigidos en ese club: "Teníamos a tantos chicos buenos...", dice.

Gaete, a la derecha, en el Torneo 2007 de la ANFP. Hace 12 años.

El cambio

Gaete destacó como arquero en varias categorías del Campeonato Nacional de Fútbol Joven de la ANFP. Sin embargo, la ausencia de los pequeños en algunos partidos, hacía que los formadores optaran por rotar para tener variantes. Eso ocurrió desde la Sub 11, cuando el joven atacante albo pasó a tener chances en el ataque.

Quiroz entrega detalles: "Él jugaba bien al arco, pero en un momento hicimos pruebas físicas. Y en las pruebas de velocidad marcaba muchas diferencias. Era demasiado rápido, igual que ahora. Recuerdo que alguien le dijo 'como delantero ganarás más dinero' (risas)". El cambio definitivo llegó a los 13 años: ahí Gaete pasó a ser delantero e inició un camino que 9 años después lo instaló en el Monumental, el lugar donde siempre soñó llegar.