Competición
  • Campeonato Brasileño Serie A
  • Champions League
  • Copa Libertadores
Campeonato Brasileño Serie A
Champions League
D. Zagreb D. Zagreb DZA

-

Rosenborg Rosenborg RSG

-

Olympiacos Olympiacos OLY

-

FC Krasnodar FC Krasnodar KRA

-

Young Boys Young Boys YB

-

E. Roja E. Roja ESR

-

Copa Libertadores

Reportaje

Los 90 años de historias fallidas del estadio de la U

Los 90 años de historias fallidas del estadio de la U

En 1928 fue el primer proyecto de un recinto deportivo para el club Universidad de Chile. Hoy, San Bernardo aparece como opción para cumplir el sueño de Azul Azul.

Universidad de Chile conversa con San Bernardo para construir su anhelado estadio. Una historia que ya tiene 90 años de fracasos, lugares utópicos, negociaciones sin final, terrenos perdidos y galerías oxidadas.

La primera piedra

El historiador Sebastián Núñez señala que en noviembre de 1928, "existió un proyecto de estadio de la U, junto a Santiago Bádminton". Iba a ser un club deportivo para 15 ramas, en una idea de Ciudad Universitaria impulsada por el presidente del cuadro universitario, Arturo Flores Conejeros.

El "gran Estadio", sería facilitado los días de semana a los estudiantes de instrucción primaria, secundaria y universitaria.

Quinta Normal

Un segundo proyecto de un estadio de la U es de enero de 1937. El rector de la casa de estudios, Juvenal Hernández Jaque, aprobó y autorizó la entrega de fondos para la construcción del recinto en Quinta Normal.

El proyecto contemplaba galerías para mil espectadores, una pista de atletismo, cancha de baloncesto y una piscina. Actualmente, ese complejo deportivo existe en el interior de la Quinta Normal, en la calle Las Palmeras. 

Estadio Universitario

En julio de 1942, el doctor Julio Kilian, tricampeón latinoamericano de atletismo, propuso construir un recinto deportivo para la U, con "tres canchas de fútbol, una de atletismo, diez de básquetbol, quince de tenis, una piscina de 30 por 50 metros, un picadero de hipismo, un casino". La idea apareció en la revista estadio, con el romántico título: La construcción del estadio universitario, una bella realidad.

El Monumental azul

En 1948, muchas décadas antes que Azul Azul, se constituyó la "Sociedad Anónima Deportiva Universidad de Chile". Con un valor de 1.000 pesos por acción, tuvo por finalidad la construcción de un recinto deportivo en el fundo La Castrina, comuna de La Granja, donde actualmente se encuentra el Museo Interactivo Mirador (MIM).

La idea contó incluso con el apoyo del presidente Gabriel González Videla y tuvo a Mario Recordón como arquitecto de la construcción. Sin embargo, todo terminó en fracaso ya que no se alcanzó a vender la totalidad de las acciones. Ese estadio se iba a llamar Monumental Universidad de Chile.

Las Condes y el sueño Panamericano

En 1971, Emilio Torrealba, presidente del Club Deportivo consiguió que la Corporación de Mejoramiento Urbano (CORMU) le permutara los terrenos que tenía la universidad en el sector de La Castrina, por seis hectáreas del fundo San Luis en Las Condes. Actualmente, ese lugar es el Parque Araucano.

El presidente Salvador Allende proyectaba el estadio como parte de las obras de los Juegos Panamericanos, que Santiago debía organizar en 1975. "Está en construcción la Villa Olímpica, donde tendrán que alojarse cinco mil deportistas. Esto es en la remodelación de San Luis, al lado de la Escuela Militar, y allí mismo va a quedar un campo deportivo con un complejo que alcanzará a cubrir a 60 mil o más personas, al cual aspiran poseerlo Palestino y la U", señaló el ex mandatario en un discurso.

El golpe de estado de 1973 dejó sin efecto el proyecto. ¿Qué pasó con esos terrenos? En 1985, fueron vendidos a la Municipalidad de Las Condes para conseguir recursos destinados a la reconstrucción de varias de sus facultades dañadas por el terremoto.

La caldera azul

En 1980, bajo la presidencia de Rolando Molina, el club compró en Brasil un conjunto de estructuras metálicas, destinado a la construcción de un estadio. El costo de ese conjunto mecano fue de 4 millones de dólares.

El estadio, apodado "La caldera azul", sería edificado en un terreno de siete hectáreas, ubicado en Américo Vespucio con Las Torres, donde estaba la casona El Almendral, más tarde llamada El Sauzal.

Oficialmente se iba a llamar "Estadio José Miguel Carrera" y tendría una capacidad para 25 mil espectadores. Las deudas del club y la crisis económica de 1982 llevaron el proyecto al fracaso. Las estructuras mecánicas terminaron oxidándose en el puerto de Iquique, hasta su enajenación en la década del 90.

La Ciudad Azul

En 1993, René Orozco anunció la construcción de la Ciudad Azul, un proyecto inmobiliario de 15 millones de dólares, en un terreno de 127 hectáreas en El Noviciado, comuna de Lampa. La última etapa de ese proyecto, contemplaba la construcción de un estadio, pero la campaña "Tiempo de Hacerse Azul" fue un fracaso y sólo se inscribieron 24 mil socios.

El arquitecto Luis Alberto Reyes ganó un concurso para el proyecto del nuevo estadio en abril de 1997, sin embargo, Orozco anunció que éste no podría hacerse en la Ciudad Azul, pues no contaba con las condiciones para la construcción de un estadio.

Azul Azul

Tras la quiebra de la CORFUCH y la llegada de Azul Azul con la sociedad anónima, el tema de estadio pasó a ser una prioridad para la concesionaria. El gran problema es la ubicación del recinto, con terrenos extensos cada vez más escasos y reclamos de los vecinos.

Desde 2007, Azul Azul ha barajado distintas comunas para la construcción de su estadio: La Pintana, La Cisterna, Pudahuel, Maipú, Estación Central y ahora San Bernardo.

En abril de 2014, la concesionaria anunció un acuerdo con la Universidad de Chile, para construir un recinto en el Parque Laguna Carén, en Pudahuel. El proyecto fue descartado por problemas en los plazos y se iniciaron negociaciones para realizarlo en La Pintana, en el mes de septiembre del mismo año. Incluso un grupo de arquitectos realizó una maqueta del recinto, pero los vecinos del paradero 41 de Santa Rosa protestaron por la idea y el sueño del estadio nuevamente se estancó.